Sermons

Summary: El Sermón del Monte es una pieza maestra de didáctica, psicología y sabiduría, pero sobre todo son palabras de vida eterna.

  Study Tools

EL SERMÓN DEL MONTE.

Mt. 5:1-4

Mt. 4:23 Dice que Jesucristo anduvo por toda Galilea:

- Enseñando

- Predicando el Evangelio

- Sanando toda enfermedad y dolencia del cuerpo y alma.

- Le siguieron muchos

v.1 y 2 Sentándose (esta era una costumbre didáctica)

QUIÉN ES EL ORADOR.

El Señor del cielo y de la tierra

El Creador y sustentador

Gobernador cuyo reino es eterno.

El que dicta y ejecuta sus leyes.

El único que puede perder o salvar a las personas.

El único que puede castigar eternamente en el infierno

Aquél que tiene sabiduría infinita. El que nos conoce perfectamente, cada célula de nuestro cuerpo; nuestros secretos íntimos están como un libro abierto.

El amor y la misericordia de Dios es Jesucristo, Fue enviado con el propósito de redimirnos, vivió una vida perfecta en justicia, murió por nuestros pecados, resucitó, y está aquí.

El es el único que abre los ojos de los ciegos, para que vean su condición triste, miserable; para que vean en Cristo crucificado sus pecados siendo castigados.

El es el único que da luz a los que habitan en tinieblas.

Es el profeta del cual Dios dice:

Deut. 18:19 El que no oiga las palabras que él hable en mi nombre, yo le pediré cuenta.

Y Él dice: “el que cree en mí, tiene vida eterna, pero el que rehusa creer en mí no verá la vida sino que la ira de Dios está sobre él”

QUÉ ENSEÑA.

El camino al cielo.

El mensaje recibido sin aumentarle ni disminuirle.

La palabra eterna. No costumbres, ni tradiciones, mucho menos supersticiones.

A QUIENES ENSEÑA.

No solo a los 12 discípulos

Discípulo = el que aprende de alguien, se necesita disposición, a todos les compartió el evangelio.

CÓMO ENSEÑA.

Los fariseos enemigos de Jesús enviaron espías encubiertos entre los creyentes, ¿qué cosas incorrectas ha dicho? ¿ya podemos ir a echarlo a la cárcel y matarlo? aun los espías dijeron asombrados:

“Nadie ha hablado como él, con tanta autoridad, sabiduría y amor… Habla como Dios, no como los escribas y fariseos… y los regañaron: ¡ah, los enviamos para espiarlo, y también a ustedes ya los engañó”

v.3 “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”

Bienaventurados = dichosos.

Pobres en espíritu = humildes.

Algunos han entendido esto como una prohibición a la abundancia de bienes materiales.

Hacen votos de pobreza, y dan sus posesiones a la jerarquía de la iglesia.

Los humildes son los que se reconocen pecadores, miserablemente ante Dios, avergonzados, vestidos con harapos, son sus acciones pecaminosas, son ciegos para ver las cosas de Dios, sordos para oír la Palabra de Dios, y paralíticos para hacer las cosas de Dios.

Los humildes son los que se han despojado de la vanidad, sin odio, sin envidia, sin celos, no vengativos, sin malicia sin rencor.

Los humildes saben que hacen lo malo muchas veces, que piensan mal contra su prójimo, y que han hablado injustamente.

El humilde sabe que merece la condenación donde el gusano no muere y el fuego nunca se apaga porque ha amado más a este mundo y sus vanidades y dice:

¡Cómo escaparé si tengo en poco ésta salvación tan grande! ¿Qué puedo hacer para pagar mis pecados? ¡Nada!


Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion