Sermons

Summary: El concepto bíblico se refiere a tres pérdidas: la pérdida de la relación más importante, la pérdida de la libertad y la pérdida de la inocencia. En esta serie la camisa negra representa la causa de las pérdidas. La causa es el pecado.

  Study Tools
  Study Tools

Tengo La Camisa Negra

Introducción

De los cantantes colombianos, uno de los favoritos es Juanes. Tiene varias canciones que han captado la atención mundial. Una de esas canciones es “La Camisa Negra.” Lanzó la canción en el año 2005 y fue número uno en más de 43 países. Billboard (una revista estadounidense que especializa en información sobre la industria musical) colocó la canción en el puesto número uno en el 2005. “La Camisa Negra” ganó el interés del público gringo. Lo recuerdo porque muchas personas se ponían una camiseta que decía “Tengo La Camisa Negra.” Inclusive, muchos turistas que vinieron querían llevar una de esas camisetas como un recuerdo de Colombia. También, Juanes interpretó la canción en la película, La Ciudad del Silencio, en la cual Jennifer Lopez y Antonio Banderas fueron los protagonistas.

En Italia, fue una canción muy controvertida. Fue usada para apoyar el neofascismo, porque algunos sectores asociaron la canción con los grupos paramilitares del fascismo italiano. Fueron conocidos como Camisas Negras que sirvieron de soporte al régimen fascista de Benito Mussolini. Simpatizantes de la extrema derecha alzaban sus manos haciendo el saludo fascista cuando la canción sonaba. Juanes declaró que “La Camisa Negra no tiene nada que ver con el fascismo y tampoco con Mussolini... La gente puede interpretar la música de muchas maneras.”

Claro, entendemos que la canción realmente se trata de un amor perdido. No estamos poniendo otra interpretación. Sin embargo, vamos a tomar la canción como una ilustración para ayudarnos a captar un concepto bíblico.

La pregunta que me hice la primera vez que escuché la canción fue ¿por qué su puso una camisa negra? Pues, Juanes mismo contestó la pregunta cuando dijo “porque negra tengo el alma.” Para Juanes, eso significa que está muy triste por haber perdido un amor. El dolor es tanto que dice que es como un moribundo, que no puede respirar por el humo amargo del abandono de su amor y también que no puede dormir. Puede tener otras interpretaciones pero esa es la mas sana. La parte que dice “negra tengo el alma” me pone a pensar. Es una declaración muy profunda especialmente cuando pensamos en términos bíblicos. El concepto va más allá de una pérdida de una novia. El concepto bíblico se refiere a tres pérdidas: la pérdida de la relación más importante, la pérdida de la libertad y la pérdida de la inocencia.

En esta serie la camisa negra representa la causa de las pérdidas. La causa es el pecado. Antes de considerar las consecuencias del pecado, es necesario contestar dos preguntas.

1. ¿Qué es el pecado?

Para contestar esta pregunta es bueno recordar la última charla de la serie anterior, Dios Es Santo, Santo, Santo. Concluimos que la santidad de Dios es tan pura que Dios es impecable e incapaz de hacer el mal. Su santidad arde tanto que Dios no tolera ninguna clase de pecado. Por lo tanto, el pecador no tiene acceso a Dios. Para entender el pecado primero necesitamos tener en cuenta la pureza de Dios.

En segundo lugar, necesitamos considerar el origen del pecado. El pecado comenzó con Lucero que probablemente era el más bello y el más poderoso de los ángeles que Dios creó. Sin embargo, Lucero no estaba contento con su posición y quería ser igual a Dios y levantar su propio trono en las alturas. Eso fue su ruina y el comienzo del pecado. “12 !!Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. 13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. 15 Mas tú derribado eres hasta [el infierno]” (Isaías 14:12-15 RV60). Se rebeló contra el Dios Santo y, por resultado, inició la maldición del pecado. Renombrado como Satanás o el diablo, él trajo el pecado a la humanidad en el Huerto del Eden, dónde tentó a Adán y a Eva con la misma mentira, “serás como Dios.” Más adelante, vamos a leer la historia en Génesis, el primer libro de la Biblia.

¿Qué es el pecado? El pecado es la rebelión contra el Dios Santo.

2. ¿Qué tiene que ver el pecado conmigo?

Para contestar esta pregunta, les quiero hacer otra. ¿Conoces a una persona que no ha pecado? La respuesta es un fuerte “no.” Es que no existe una persona que no ha pecado. La Biblia dice, “…no hay distinción, pues todos han pecado…” (Romanos 3:22-23). También dice, “…No hay un solo justo, ni siquiera uno…” (Romanos 3:10). Nadie alcanza la santidad pura de Dios. “…Todos…están privados de la gloria de Dios” (Romanos 3:23b). ¿Qué tiene que ver el pecado conmigo? Pues, todo porque todos somos pecadores. No soy la excepción. Tú no eres la excepción. Somos pecadores. Nos hemos puesto la camisa negra.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion