Sermons

Summary: Tal vez todos anhelamos llegar a ser o que nos reconozcan como personas brillantes, una persona brillante es mucho más que simplemente ser inteligente o ágil, una persona brillante es aquella que hace las cosas correctas y de la forma correcta.

  Study Tools

Tal vez todos anhelamos llegar a ser o que nos reconozcan como personas brillantes, una persona brillante es mucho más que simplemente ser inteligente o ágil, una persona brillante es aquella que hace las cosas correctas y de la forma correcta.

Para llegar a ser una persona brillante se requiere tener una muy buena actitud y mucha disposición.

Dios quiere que seamos brillantes y para eso nos capacito. Pero a pesar de que ese es el deseo de Dios no todos lo pueden conseguir. Cuando Jesús hacia milagros sanaba a los enfermos daba de comer a los hambrientos, era una gran muchedumbre la que lo seguía. Mateo 4: 24-25 “Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó.

4:25 Y le siguió mucha gente de Galilea, de Decápolis, de Jerusalén, de Judea y del otro lado del Jordán.”

Pero cuando Jesús se disponía a enseñarles la forma como ellos llegarían a ser brillantes, el panorama cambiaba en gran manera, ya no eran muchedumbres los que lo seguían. Pues seguramente para eso estaban muy ocupados. 5: 1-2 “Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos. 5:2 Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:” para aprender ya solo estaban los discípulos, creyente puede ser cualquiera, discípulo solo los que están dispuestos a seguir a Jesús para aprender de él.

¿Qué se necesita para ser una persona brillante?

1. QUERER: es la parte más fundamental, cuando una persona no quiere así este capacitada y tenga las herramientas necesarias no hace nada, siempre va a tener una excusa justa para cada ocasión. V 3 “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.” Los que se creen sobrados en todo nunca aprenden ni hacen algo.

2. SER SENSIBLE: V 4 “Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.” No es que tengamos que convertirnos en unos llorones, debemos ser sensibles a la necesidad de los demás y del entorno en el cual vivimos, esto nos hará parte de la solución. Y no del problema.

3. SER MANSOS: V 5 “Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.” Muchos confunden Manso con menso. La mansedumbre nos lleva a ser obedientes a Dios y a todo lo que demande obediencia. V 17 “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.”

Ser brillantes es ser sal y luz para la tierra y el mundo.

SER SAL V 13 “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.” Dios nos dice que nosotros somos la sal de la tierra ¿que nos quiere decir con esto? Veamos algunas de las características que tienen la sal y las cuales Dios ve en nosotros:

1. Conservante: detiene o minimiza el deterioro causado por la presencia de diferentes tipos de microorganismos (bacterias, levaduras y mohos). Es decir la sal hace que la carne no se descomponga de manera rápida. Tú ayudas a conservar la calma, el amor o lo que tocas lo pudres.


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion