Sermons

Summary: Iglesia de Laodicea, la Iglesia cerrada.

La ultima carta de Jesús a las iglesias se encuentra en Apocalipsis 3:14-22.

“Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea:”

Y es un mensaje a la iglesia en su último estado de apostasía. La iglesia era afectada por las riquezas de la ciudad en que se ubicaba. Así que la iglesia en si era muy “rica y enriquecido en bienes.” Laodicea era una ciudad importante, con una populación significante judío. Como otras ciudades en esta región, era un centro de adoración para Cesar y la adoración de un dios de sanidad Asclepios. Había un famoso templo de Asclepios en Laodicea, con una escuela médica asociado con el templo. Uno de sus problemas es que tenían un sistema de agua muy pobre. Esto les hacía muy vulnerable a ataques por sitio, donde un ejército enemigo rodearía la ciudad y podrían cortar los recursos entrando a la ciudad. Entonces, los líderes de Laodicea siempre estaban dispuestos hacer las paces con cualquier potencial enemigo. Y siempre querían negociar con ellos en vez de pelear.

JESÚS SE DESCRIBE A LA IGLESIA EN LAODICEA (14) “He aquí el Amen, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios dice esto:”

“Estas cosas dice el Amen” Jesús es el Amen, el que así sea hecho. Como dice en 2 Corintios 1:20 “Porque todas las promesas de Dios en El son Si, y en el Amen.” Jesús es la personificación y la afirmación de la verdad de Dios. El también es la Verdad.

Jesús es “el testigo fiel y verdadero” y esto está en contraste de los de Laodicea, que serán mostrados como ni fiel ni verdaderos.

Jesús es “el principio de la creación de Dios.” La idea detrás de la palabra principio es la de gobernador, fuente, o origen no primero en orden secuencial. Este versículo no enseña que Jesús fue lo primero creado, sino que él es creador. Para que en todo el tenga la preeminencia. Mira Colosenses 1.

LO QUE JESÚS CONOCE ACERCA DE LA IGLESIA EN LAODICEA (15-16). “No eres frio ni caliente” El imagen de ser tibio inmediatamente seria entendido por los cristianos de Laodicea porque el agua que ellos tomaron todos los días era tibio. Jesús dice, “como el agua que toman es tibio ustedes también son tibios en su relación conmigo, que no son fríos ni calientes.” En un sentido espiritual, ser tibio es una imagen de indiferencia y compromiso. Trata de jugar al medio, demasiado caliente para ser frio y demasiado frio para ser caliente. Pero en tratar de ser las dos cosas, llega a ser nada excepto oír las palabras “te vomitare de mi boca.”

Habido un mayor condenación sobre la tierra que una religión vacía? Algo que no tiene fundamento sólido. Hay un alma mas difícil de alcanzar que uno que tiene solo lo suficiente de Jesús para pensar que tienen todo lo que necesitan? La iglesia de Laodicea ejemplifica religión vacía, y cobradores de impuestos y prostitutas estaban más abiertos a Jesús que los escribas y los fariseos. Satanás prefiere un cristiano tibio que un pecador friolento.

“Ojala fueses frio o caliente.” No puedes complacer al mundo y a Jesús. O amas al uno y desprecias el otro. Una de las consecuencias de ser tibio es que pierdas tu utilidad. Ya no eres útil para el servicio de Dios. Dios no quiere agentes secretos en su servicio, o le sirves a él o no. Agua caliente sana, agua fría refresca, pero agua tibia es útil para nada. Es como si Jesús les decía, “si fueran fríos o calientes, podría hacer algo con ustedes, pero porque no son ni uno ni el otro, no hare nada con ustedes.” El cristiano tibio tiene lo suficiente de Jesús para satisfacer un deseo para religión, pero no lo suficiente para vida eterna. Profesan a Cristo, pero no lo poseen en su corazón.

Oraciones tibias hacen burla de Dios. Han pensado como oraciones tibias son un insulto a Dios. Allí se para delante de su trono de misericordia, el camino a la cual esta rociado por la sangre de Jesucristo, y nosotros venimos a él con corazones que están fríos, arrodillando en la actitud de oración pero no oramos. Expresamos ideas, que no son nuestros deseos reales. No degradamos ese trono de misericordia con nuestras palabras vacías? Pablo dice en Hebreos 4:16, “Acerquémonos, pues confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.”

Vidas tibias van a alejar a la gente de Cristo. El mundo mira un hombre, que dice que va al cielo pero va a un paso muy lento, no tiene prisa. Profesa creer que hay un infierno, pero no tiene ni una lagrima en sus ojos, y nunca busca rescatar almas del infierno. Sea fiel a la vocación con que Dios te ha llamado.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion