Sermons

Summary: Todos tenemos debilidades en nuestras vidas. Mas sin embargo, muchos especialmente en la iglesia, tratan de esconder sus debilidades como si Dios se avergonzara de ellas. Se ponen la mascara de la religión para hacer que los demás piensen que son fuertes

  Study Tools
  Study Tools

Mi Debilidad, Mi Mayor Recurso

1 Corintios 1:23-28 “23 mientras que nosotros predicamos a Cristo crucificado. Este mensaje es motivo de tropiezo para los judíos, y es locura para los gentiles, 24 pero para los que Dios ha llamado, lo mismo judíos que gentiles, Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios. 25 Pues la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza humana. 26 Hermanos, consideren su propio llamamiento: No muchos de ustedes son sabios, según criterios meramente humanos; ni son muchos los poderosos ni muchos los de noble cuna. 27 Pero Dios escogió lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios, y escogió lo débil del mundo para avergonzar a los poderosos. 28 También escogió Dios lo más bajo y despreciado, y lo que no es nada, para anular lo que es.” (NVI)

2 Corintios 12 1-10 “1 Me veo obligado a jactarme, aunque nada se gane con ello. Paso a referirme a las visiones y revelaciones del Señor. 2 Conozco a un seguidor de Cristo que hace catorce años fue llevado al tercer cielo (no sé si en el cuerpo o fuera del cuerpo; Dios lo sabe). 3 Y sé que este hombre (no sé si en el cuerpo o aparte del cuerpo; Dios lo sabe) 4 fue llevado al paraíso y escuchó cosas indecibles que a los humanos no se nos permite expresar. 5 De tal hombre podría hacer alarde; pero de mí no haré alarde sino de mis debilidades. 6 Sin embargo, no sería insensato si decidiera jactarme, porque estaría diciendo la verdad. Pero no lo hago, para que nadie suponga que soy más de lo que aparento o de lo que digo. 7 Para evitar que me volviera presumido por estas sublimes revelaciones, una espina me fue clavada en el cuerpo, es decir, un mensajero de Satanás, para que me atormentara. 8 Tres veces le rogué al Señor que me la quitara; 9 pero él me dijo: "Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad." Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo. 10 Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.”(NVI)

En esta mañana vamos a hablar acerca del mayor recurso que tú y yo tenemos, nuestra debilidad.

Todos tenemos debilidades en nuestras vidas. Mas sin embargo, muchos especialmente en la iglesia, tratan de esconder sus debilidades como si Dios se avergonzara de ellas.

Se ponen la mascara de la religión para hacer que los demás piensen que son fuertes y poderosos; hacen esto para esconder las insuficiencias en sus vidas y tratar de hacerlas invisibles.

Pero la realidad de la vida es que todos tenemos debilidades; debilidades…

Físicas- Altos, bajos, flacos, gordos, mancos, sordos, etc.;

Emocionales- Lloramos por todo, no lloramos por nada, nos encariñamos muy rápido de algo o alguien, etc.;

Relaciónales- No somos muy sociables, caemos mal, no nos duran las relaciones (divorcios), etc.;

Financieras- No tenemos recursos, etc.;

Intelectuales- No somos tan inteligentes como los demás, no tuvimos la oportunidad de acudir a una escuela, universidad, etc.;

Y aun debilidades espirituales- No tenemos disciplina espiritual.

… Y muchas otras debilidades.

Así que el hecho no es, si tenemos debilidades o no; el hecho es, que vamos hacer con nuestras debilidades.

Dios no te escogió, ni me escogió a mí, por nuestra fuerza, poder, dones, talentos, o habilidades. Dios nos escogió por nuestras debilidades. 1 Corintios 1:27 dice: “27 Pero Dios escogió lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios, y escogió lo débil del mundo para avergonzar a los poderosos.” ¡Esto nos debería hacer gritar de alegría!

He podido ver como algunas personas luchan con sus debilidades y como muchos de ellos tratan de lidiar con ellas, las desmienten, las defienden, las excusan, las resienten y la mayoría de veces las esconden.

Tratan de pretender que no existen, mas sin embargo Dios les dice; “quiero usar tu debilidad”, “quiero usar la debilidad más grande de tu vida, para usarla como una vitrina de mi poder”, “quiero demostrar mi poder a través de tu debilidad.” (1 Corintios 1:27)

El apóstol Pablo esta diciendo en 1 Corintios 1:26 y 27 que “no muchos de ustedes eran sabios, poderosos, o ricos” cuando Dios los llamo. En cambio “Dios escogió lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios, y escogió lo débil del mundo para avergonzar a los poderosos”.

Así que no eres débil por casualidad, Dios te quiere tal y como eres. A Dios no le sorprende tu debilidad.

A Dios le gusta usar personas débiles. ¿Por qué? Porque es a través de la debilidad que su poder vislumbra mejor.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Breaking Through
SermonCentral
PowerPoint Template
Growing In Grace
SermonCentral
PowerPoint Template
Journey Of Faith
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Mildred Rodriguez

commented on Jun 16, 2017

Dios Les bendiga muy Buena palabra he sido edificada a Dios sea la Gloria por su aporte bendiciones. Mr FL.

Join the discussion