Sermons

Summary: Si Dios nos ha ayudado hasta hoy, nos ayudará manana. No nos rebelemos contra él o tratemos de tomar el asunto en nuestras manos. Solo confiemos.

  Study Tools

INTRODUCCIÓN

Cuando las posibilidades estaban en su contra en la batalla con los etiopes, el rey Asa reconoció su dependencia en Dios y él le dió la victoria (14:11-12). Después de esto, Dios les prometió paz; siempre y cuando fueran obedientes, le buscaran de todo corazón y continuaran dependiendo en él (15:2). El rey y el pueblo respondieron a la promesa, y vivieron corréctamente por muchos años.

Ahora, en el año 36 de su reinado, Asa enfrentó una prueba más fuerte. Baasa, rey de Israel, estaba construyendo un fuerte que amenazaba tanto la paz como la economía de Judá. Asa vió una salida, y sobornó al rey de Syria para que rompiera su alianza con Baasa y luchara contra él. El plan trabajó muy bien, pero no era la manera de Dios. El Señor le confrontó por medio del profeta Hanani (16:7-9)

Asa respondió en ira y rebelión, encarceló al profeta y se desquitó con el pueblo. Rehusó la corrección de Dios y admitir su error a él. Su mayor falla fué perderse lo que Dios pudo haber hecho con su vida, si tan solo se hubiera humillado. Su orgullo arruinó la salud del reino, y nunca se arrepintió de su pecado (16:12-13).

El versículo central de esta sección es… (16:9) Otras versiones lo ponen de la siguiente manera…

“Los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para traer ayuda, consuelo y apoyo fuerte, a aquellos cuyo corazón es perfecto, leal y verdadero hacia él.”

¿Qué lecciones podemos aprender del rey Asa?

I. TIEMPOS FÁCILES PUEDEN CAUSAR QUE NOS OLVIDEMOS DE

DIOS Y DEPENDAMOS EN NOSOTROS MISMOS. (16:1-3)

EXP Asa había derrotado a los etiopes en batalla. Pero su confianza en Dios había resbalado. En una próxima ocasión, buscó una solución humana para su problema.

¿Acaso es esto pecado? ¿Usar medios humanos para resolver nuestras dificultades? No. Pero es pecado confiar en ellos más que en Dios; pensar que son mejores que Sus caminos, y dejarle complétamente fuera de la equación.

Dios quiere estar envuelto, tomar parte, tomar control, de cada área de tu vida; de cada decisión, cada detalle, él quiere que le consultes y dependas de él. No hay nada en tu vida, de lo cual él no se interesa, y anhela que pidas su ayuda.

¿A quien te tornas para ayuda? La Biblia nos dice a quién priméramente debemos tornar. (Salmo 121:1-2)

Puede usted decir: “Mi ayuda viene del Señor que hizo los cielos y la tierra.” Cualquier otra cosa es rebelión, y Dios reprende a aquellos que se rebelan contra él.

II. SI DIOS HA ESTADO CON NOSOTROS HASTA HOY, ESTARÁ

CON NOSOTROS MAÑANA. (16:7-8)

EXP Dios está buscando nuestra total confianza y obediencia; una actitud correcta que vé la realidad de quien él es y lo que él puede hacer por aquellos que le aman. (1 Cor. 2:9)

Problemas enormes pueden parecer invencibles, pero podemos obtener la victoria, si nuestros corazones permanecen correctos, comprometidos y leales a él.

A través de las Escrituras Dios habla mucho del corazón. ¿Porqué? Porque en el corazón es que tomamos decisiones, deseamos; en él están nuestras pasiones, pensamientos, entendimiento; nuestra voluntad. Es en el corazón donde nos encontramos con Dios, y sin duda, para confiar en él, necesitamos Su fortaleza. ¿El calificador? Un corazón comprometido, totálmente leal y verdadero a él; que confía en el mañana, porque está conmigo hoy. (16:9)


Browse All Media

Related Media


A Leap Of Faith
SermonCentral
PowerPoint Template
A Strong Refuge
SermonCentral
PowerPoint Template
Mighty Fortress
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion