6-Week Series: Against All Odds

Sermons

Summary: Una persona triunfadora no es aquella que tan solo logra conseguir algunas cosas en la vida.

Una persona triunfadora no es aquella que tan solo logra conseguir algunas cosas en la vida.

Una persona triunfadora es aquella que tiene la capacidad de llegar al máximo nivel en lo que hace, sea emocional, económico o espiritual.

Las personas triunfadoras son aquellas que logran marcar diferencia con respecto a los demás.

Las personas triunfadoras no hacen lo que hacen las personas del montón.

Los israelitas estaban en Egipto, pero no para ser parte del montón, no querían ser uno más entre los egipcios. Ellos tenían que ser unos triunfadores.

Como ser un Triunfador.

1.Siendo Fructíferos. V 7 a “Y los hijos de Israel fructificaron” las personas triunfadoras son aquellas que siempre se esfuerzan por dar fruto.

• 1.1. Las personas de fracaso son estériles, es decir de ellas nunca se puede esperar algo, siempre tienen una excusa para decir que no pueden.

• 1.2. Ser una persona fructífera es tener la capacidad para dar resultados, para Jesucristo quien no da frutos debe ser cortado. Mateo 7: 19 “Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego”

• 1.3. Las personas de éxito se las conoce por sus frutos. Mateo 7: 20 “Así que, por sus frutos los conoceréis”

2. Está en constante crecimiento. V 7 b “y se multiplicaron, y fueron aumentados y fortalecidos en extremo, y se llenó de ellos la tierra.” En este caso la multiplicación era en personas.

• 2.1. Las personas de éxito multiplican, ni siquiera suman, las personas de fracaso solo restan o Dividen.

• 2.2. Que aportas para los demás, en que ayudas o solo eres una carga difícil de llevar. Las personas triunfadoras no son carga, son ayuda.

3. Trabajando sobre Presión. V 11-12 “Entonces pusieron sobre ellos comisarios de tributos que los molestasen con sus cargas; y edificaron para Faraón las ciudades de almacenaje, Pitón y Ramesés Pero cuanto más los oprimían, tanto más se multiplicaban y crecían, de manera que los egipcios temían a los hijos de Israel.” La presión nos entrena para soportar la ansiedad y adquirir paciencia y sobre todo nos enseña a encontrar soluciones en medio del caos.

• 3.1.las personas de éxito miran en los problemas oportunidades para cambiar o para corregir.

• 3.2. Las personas de fracaso miran en los problemas obstáculos para avanzar y pretextos para no continuar.

4. Siempre estando seguros de que Jesucristo respalda todo lo que Hacemos. V 16-17 “Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija, entonces viva. Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los niños.”

6.1. Dios Bendice a quienes ayudan a su pueblo. V 20-21 “Y Dios hizo bien a las parteras; y el pueblo se multiplicó y se fortaleció en gran manera Y por haber las parteras temido a Dios, él prosperó sus familias.”

6. 2. No es Perdido lo que se hace por un Siervo de Dios. Mateo 10: 42 “Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa”

5. Entendiendo que el fructificar es una Obligación. Juan 15: 2 “Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.”

6. Estando consientes que el que nos hace dar frutos es Jesucristo. Juan 15: 5 “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hace”

7. Uno de los Requisitos para ser discípulos de Cristo es dar Frutos. Juan 15: 8 “En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.”

Que nos Impide dar Frutos.

1. La Pereza. Proverbios 13: 4 “El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los diligentes será prosperada.”

2. El No tener un Propósito. Lucas 14: 28-29 “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él,”

3. Las malas Compañías. 1 Corintios 15: 33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.” De las personas con quien nos relacionemos depende nuestro éxito o nuestro fracaso algunos nos darán ánimo, pero otros tratarán de desanimarnos.

Dios es un Dios de resultados y ya que nosotros somos hechos a su imagen y semejanza él nos exige resultados, la única forma de llegar a ser personas Triunfadoras es si aprendemos a dar frutos. Una persona fructífera es aquella que siempre piensa en avanzar.

Copy Sermon to Clipboard with PRO

Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion