Sermons

Summary: La historia de Zacarías y Elisabet nos recuerda que los milagros sí suceden. No tenemos que perder la esperanza cuando la vida nos decepciona.

  Study Tools

La Expectativa de la Esperanza: A Pesar de…

7 Diciembre 2014

Introducción

Ya llegó diciembre. La época de villancicos, luces, guirnalda y arboles. Y no podemos olvidar la comida: buñuelos, natilla, las galletas Nochebuena, y claro…los asados. También es un tiempo cuando pasamos tiempo con la familia. El otro día estaba hablando con un amigo acerca de las diferentes costumbres navideñas. Me refiero a las tradiciones que tiene cada familia. Cada hogar tiene sus tradiciones navideñas. En cuanto a la comida, a unas familias les gusta comer la lechona, otras carne asada. Algunas el pavo o el hueso de jamón. Pero el ingrediente más importante no es el plato fuerte, es la familia. Hace unos años tuvimos el privilegio de celebrar la navidad con unos amigos de Bogotá. Nos quedamos en su casa. Experimentamos sus tradiciones. En la nochebuena comimos Ajiaco, buñuelos, natilla, arroz con leche. Los niños abrieron los regalos. ¡Rico! Pero lo más rico era pasar el tiempo con la familia y con buenos amigos. No me puedo imaginar la Navidad sin mi familia. Conozco a un soltero que es de Ibagué. Casi no tiene familia en Bogotá. ¿Saben lo que va a hacer? Va a viajar a Ibagué y pasar la Navidad allá con su familia.

Durante el transcurso de mi vida con mi esposa, nuestra familia ha crecido. Y sigue creciendo. Ahora cuando pienso en la Navidad, pienso en mis hijos. Sé que habrá un día cuando mi esposa y yo estaremos solos de vez en cuando durante los festivos, incluyendo la Navidad. Y vamos a recordar todas las navidades que pudimos tener con los hijos. Ser papá era mi sueño más grande. Aún cuando era chico, siempre soñaba con ser papá. Dios fue muy bueno conmigo. Me dio una esposa que es perfecta para mi. Y Dios nos bendijo tanto que nos dio cuatro hijos y chévere como nuestra familia sigue creciendo. Hay muchos que tienen el mismo sueño.

En ciertas culturas, tener hijos no solamente es un sueño sino una expectativa. Por ejemplo en la cultura hebrea, tener hijos era como la prueba de la bendición de Dios en la vida de una pareja. Si una pareja no podía tener hijos, creía que no era bendecida por Dios. Hay varias historias bíblicas que trasmiten esta idea. En el caso de Abram y Saray, Saray no podía aguantar la angustia de no tener un hijo. Por lo tanto, le dijo a Abram, “El Señor me ha hecho estéril. Por lo tanto, ve y acuéstate con mi esclava Agar. Tal vez por medio de ella podré tener hijos.” Génesis 16:2. Más adelante Dios, por cumplir su pacto con Abram, abrió el vientre de Saray y les dio un hijo, Isaac. En el caso de Elcaná y Ana, otra pareja hebrea, Ana no podía tener hijos. Escuchen lo que hizo, Ana “…con gran angustia comenzó a orar al Señor y a llorar desconsoladamente. Entonces hizo este voto: «Señor Todopoderoso, si te dignas mirar la desdicha de esta sierva tuya y, si en vez de olvidarme, te acuerdas de mí y me concedes un hijo varón, yo te lo entregaré para toda su vida.” 1 Samuel 1:10-11. El mismo pasaje dice que “…Ana estuvo orando largo rato ante el Señor…” 1 Samuel 1:12. Dios contestó su oración. Después de un tiempo Ana “concibió…y dio a luz un hijo y le puso por nombre Samuel…” 1 Samuel 1:20.


Browse All Media

Related Media


Feliz Navidad
SermonCentral
PowerPoint Template
Feliz Navidad 2
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion