Improve your sermon prep with our brand new study tools! Learn all about them here.
Sermons

Summary: Existen muchas expresiones maravillosas dichas acerca de algunos hombres en la Biblia. Ejemplo: Moisés, “mi siervo”, Daniel, “varón muy amado”, etc. Pero “mi amigo” es el título exclusivo de Abraham.

  Study Tools

2 Crónicas 20:7 ¿No fuiste Tú, oh Dios nuestro, el que echaste a los habitantes de esta tierra de la presencia de tu pueblo Israel y la diste a la descendencia de tu amigo Abraham para siempre?

Existen muchas expresiones maravillosas dichas acerca de algunos hombres en la Biblia. Ejemplo: Moisés, “mi siervo”, Daniel, “varón muy amado”, etc. Pero “mi amigo” es el título exclusivo de Abraham.

Para entender esto, hemos de examinar nuevamente el camino por el cual Abraham fue guiado y como él llegó finalmente al corazón de Dios.

Hay muchas cosas asombrosas en la Biblia. Podríamos pensar que Dios es capaz de cumplir plenamente todos sus propósitos sin necesidad de recurrir al hombre. Lo digo porque es sorprendente pensar que Dios, en toda su omnisciencia, plenitud y poder creativo, quisiera tener un amigo. Pero aquí está Dios para testificar de este hecho cuando le dice al pueblo de Israel: Ustedes, son descendientes de “Abraham mi amigo”.

Isaías 41:8 “Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo”.

Amistad con Dios

¿Qué fue lo que sucedió entre Dios y Abraham que encontrándolo después, pudo decir de él, “Abraham, mi amigo”? He aquí las bases de una relación única y extraordinaria de un hombre con Dios.

Algo único en la mente de Dios

Esto, es algo único en la mente de Dios detrás de sus inescrutables caminos. Posiblemente en toda la Biblia no hubo nadie que tuviera mayor razón que Abraham para pensar que los caminos de Dios eran muy exclusivos. ¡Cuán extraños le parecían! Y muy pocas veces ellos fueron fáciles. Cada paso, lo dejaba perplejo, pero nunca desorientado porque su fe lo guiaba hacia la perfecta voluntad de Dios.

El llamado a dejarlo todo

¡Piense cuán preocupado estaba Abraham! ¿Lo llamó Dios para dejarlo todo, salir de Ur de los Caldeos, sin más que una promesa de llevarle a una tierra inexplorada? Si conociéramos todo, veríamos que no fue un paso pequeño, porque hay razones para creer que Abraham era un hombre próspero e importante en Ur de los Caldeos. Dios le guió a salir, pero… ¿Le prometió un hijo, y luego desapareció? ¿Lo abandonó sin cumplir su promesa? ¿Le ató Dios más su vida con aquella promesa y con aquel hijo?

La fe contra los sentimientos

La misma justificación de su salida de aquel antiguo país, y la decisión de abandonarlo todo, estuvo enfocada y centrada en ese hijo que Dios le había prometido. La vida entera de Abraham, la justificación total, y todo en su vida, estuvo centrado en él.

Todos los mandatos y toda la guía de Dios a Abraham se consignaban en Isaac. La promesa constituyo el vaso exclusivo de su propósito divino y la explicación y el significado de ellas. La intención era para que Abraham, no tuviese otra opción o alternativa fuera de Isaac.

Abraham intentó una alternativa por la vía más fácil y comprobó que Dios no estaba en ella. Pretendió a través de Ismael cumplir sus sueños de tener un hijo, pero comprobó que no era el camino correcto. Si Isaac no hubiera existido, su fe habría sido en vano, pues él no tenía nada más. En este caso, Dios le habría fallado, y su vida habría sido un fracaso total.


Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion