Improve your sermon prep with our brand new study tools! Learn all about them here.
Sermons

Summary: Pedimos a Dios que nos aumente la fe para que no dependamos de nosotros mismos sino completamente de él.

  Study Tools

Me acuerdo de en una novela que mis hermanas siempre veían. En esta novela salío una muchacha la cual se llamaba Esperanza. Y bueno, un día mientras que Esperanza estaba esquiando, de repente había una avalancha violente. Desapareció Esperanza. Y por días todos la buscaron, pero no podían encontrarla. Sus familiares empezaron de desesperarse y no podían comer ni dormir. Pero la abuela de Esperanza les dijo muchas veces, "Tienes que tener más fe que vamos a encontrar a Esperanza." Y bueno, el próximo día se encontraron a Esperanza. ¡Qué emocionante! ¿verdad? Lamentablamente, la fe que tenía la abuela de Esperanza no era la fe verdadera en Dios. Pero vemos que los familiares necesitaban más fe, y vemos en el texto para esta mañana que los discípulos se dieron cuenta que tenían la misma necesidad y por eso le dijeron a Cristo: "Auméntanos la fe." Y así como los discípulos, también nosotros pedimos a Dios, "aumentanos la fe." Sí, auméntanos la fe para que no dependamos de nuestra misma fe ni de las buenas obras, sino del Jesucristo nuestro Salvador.

I. Para que no dependamos de nuestra propia fe.

En los primeros versículos del texto para esta mañana vemos que Jesucristo les manda a sus discípulos unas cosas: primero que no causen a nadie pecar por sus palabras o acciones, y si alguien peque, que lo reprendan. Además si se arrepenta esta persona, que le perdone. Al escuchar este mandato de Cristo, los discípulos se dieron cuenta que sería muy difícil hacer lo que Cristo les había mandado, y entonces piden a él, "Auméntanos la fe."

A primera vista se parece una muy buena petición ¿verdad? Pero Cristo podía ver los corazones de sus discípulos y sabía muy bien que sus motivos no eran puros, porque no estaban confiando en él, sino en su propia fe. Y por eso les dijo, "Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro (un tipo de árbol), "Desarraigate, y plántate en el mar; y os obedecería." El punto de Cristo está bien claro: la fe tan chiquita como un grano de mostaza, puede hacer cosas maravillosas, porque el poder no viene de la fe sino de Dios. Entonces, con estas palabras Cristo les regaña a los discípulos, porque tenían fe en su propia fe, y el depender de su propia fe es depender de sí mismo. Tenemos un muy buen ejemplo en San Pedro: En la noche antes de que Cristo fue crucificado, le dijo a San Pedro que le iba a negar él, pero Pedro, el cual tenía mucha confianza en su propia fe le dijo a su Señor, "Aunque me sea necesario morir contigo, no te negaré." Y ¿qué hizo San Pedro en esa misma noche? Negó a Cristo tres veces jurando que no le conocía. Pues San Pablo advierte a todos los que confían en su propia fe al decir, "el que piensa estar firme, mire que no caiga."

Pues, me acuerdo de una Señora en México la cual tenía cáncer. Y al saber que tenía cáncer, se deseperó, no sabía que hacer, o sea, que no podía entender por qué Dios iba a dejarla sufrir. Entonces unas de las señoras de nuestra congregación fueron para visitarla, y casi todas a la misma vez le dijeron, "Tienes que tener más fe, si confías en Dios, te ayudará." Pero una de las señoras, una de las más tímidas, le dijo, "No es cierto. Dios te va a ayudar, y entonces puedes confiar en él." ¿Entienden la diferencia? La protección de Dios y su poder no depende del tamaño de nuestra fe, sino de Dios. La fe no es la confianza en sí mismo sino en Dios. Si uno depende del tamaño de la fe es como fijar en su propio ombligo mientras que camina. ¿Qué va a pasar? Va a chocar con algo o caerse. Nosotros somos débiles, somos pecadores, y entonces si confiamos en el hecho que somos buenos cristianos y que asistimos a la iglesia, ¿qué va a pasar? Nos vamos a caer ¿verdad? Nos vamos a caer en tentación, nos vamos a caer en duda, nos vamos a caer…


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion