Sermons

Summary: Hay cargas que son necesarias y hay cargas para dejar. Es importante saber la diferencia.

  Study Tools
  Study Tools

Cargas

Hay Cargas que podemos Compartir

Hay Cargas que podemos Aguantar

Hay Cargas que podemos Llevar

Ga. 6:2-5

2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros y de esta manera cumpliréis la ley de Cristo.

3 Porque si alguien estima que es algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.

4 Así que, examine cada uno su obra, y entonces tendrá motivo de orgullo sólo en sí mismo y no en otro;

5 porque cada cual llevará su propia carga.

En el griego, hay dos palabras distinctas por nuestra palabra--carga..

verso 2---cargas=paros=una carga aplastadora.

verso 5---carga=portos=una mochilla

I. Una Carga de Compartir----la de otras

--las dificultades de otros, sus dolores, sus obstaculos.

En la ley del Antiguo Testamento hay mas que 600 leyes. En el Nuevo Testamento, el enfoque es sobre una ley en especial.

Ga. 5:14

porque toda la ley se ha resumido en un solo precepto: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Es como un carro que se descompone en la carretera. Una sola persona no es capaz de quitarlo; especialmente si se encuentra en una cuesta. Dos o tres pueden trabajar juntos para moverlo.

Muchas de las veces, las cargas de nuestros amados son invisibles. Tantas veces uno es capaz de esconder su carga, por un tiempo.

Prov. 18:14

El ánimo del hombre soportará su enfermedad; pero, ¿quién soportará al espíritu abatido?(una herida)

Tipos de cargas donde se necesita el apoyo de otros.

--enfermedades prolongados

--divorcio

--los abusados

--los deprimidos

--ancianos debiles

El lema del Ejercito de la Salvacion desde el princio fue de ayudar los que tuvieron menos en la vida, y los que habia caido lo mas profundo. Cuando William Booth, ya estuvo al punto de morir y no podia predicar en un evento, el mando un telegrama con una sola palabra--OTROS.

II. Una Carga a Aguantar--mis responsabilidades

Una mochila militar puede pesar arriba de 60 libras. Cada soldado tiene que empacar su propia mochilla. No debe llevar mas, ni menos de lo necesario.

Su companero no va a llevar su mochilla, porque el tiene su propia mochilla para llevar. No vale quitar y dejar la mochilla en medio camino; es vital para la jornada.

--No puedo alabar a Dios por ti

--No puedo aceptar a Cristo por ti

--No puedo ayunar en tu lugar

--No puedo madurar en Cristo por tu beneficio.

Si nuestra "mochilla" es demasiado pesado, pero nos falta otras cosas, al mejor debemos de vaciar la mochilla y empezar de empacar de nuevo.

III. Una Carga para Llevar--el yugo de Cristo

Mt. 11:28-30

28 "Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré descansar.

29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas.

30 Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga."

Un yugo es un aparato, en muchos casos, para dos seres. Es conectado a una carga que tiene que ser jalado.

Si uno permite que Cristo sea su Companero y Co-piloto, El va a ayudar con lo mas pesado.

Aun asi, tenemos que esforzarnos para cumplir nuestro deber en llevar nuestra carga.

Lo facil para nosotros es que nuestra alma puede descansar si y cuando estamos en el mismo yugo con Cristo.

Salmo 55:22

Echa tu carga sobre Jehovah, y él te sostendrá. Jamás dejará caído al justo.

1 Pedro 5:7

Echad sobre él toda vuestra ansiedad, porque él tiene cuidado de vosotros.

IL.: Un hombre estuvo a la orilla de la carretera con un bulto de papas, pidiendo un ride. Otro hombre se paro con su camioneta y le ofrecio un lugar en la parte de atras. El hombre subio con su bulto de papas sobre su hombre. Unos minutos despues, el chofer vio que el hombre todavia cargaba las papas sobre su hombre. Le grito y dijo, Por que anda con el bulto pesado sobre los hombros? Bajalo al suelo de la camioneta. El otro hombre declaro, Pues yo temia que el peso seria demasiado para su vehiculo y por eso, decidi de cargarlo sobre mis hombros.

Suena ridiculo, no? Es lo que tu y yo hacemos muchas veces.

Isa. 53:4-6

4 ¶ Ciertamente él llevó nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores. Nosotros le tuvimos por azotado, como herido por Dios, y afligido.

5 Pero él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestros pecados. El castigo que nos trajo paz fue sobre él, y por sus heridas fuimos nosotros sanados.

6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas; cada cual se apartó por su camino. Pero Jehovah cargó en él el pecado de todos nosotros.

Download Sermon With PRO

Talk about it...

Paul Andrew

commented on Jun 27, 2017

Thank you. I like the illustrations a lot.

Join the discussion