Sermons

Summary: Hoy en día, existe un Guerrero sumamente poderoso e imponente que busca también hombres que peleen con Él. La Biblia dice: “Jehová saldrá como gigante, y como hombre de guerra despertará celo; gritará, voceará, se esforzará sobre sus enemigos.” (Isaías

  Study Tools

Cuando el ejército israelita fue a pelear contra los filisteos, se encontraron con una situación sumamente difícil. Los filisteos tenían una arma secreta: ¡Un hombre de guerra gigantesco!. Él era impresionante por su estatura y por su capacidad para pelear. Era tan imponente que dentro del campamento israelí, no había quién quisiera confrontar a tal guerrero. Este hombre se atrevió a retar al ejército de los israelitas con estas palabras: “Dadme un hombre que pelee conmigo.”

Hoy en día, existe un Guerrero sumamente poderoso e imponente que busca también hombres que peleen con Él. La Biblia dice: “Jehová saldrá como gigante, y como hombre de guerra despertará celo; gritará, voceará, se esforzará sobre sus enemigos.” (Isaías 42:13). Aquellos que unan sus fuerzas a este Guerrero nunca perderán una sola batalla. Pero para pertenecer a Su ejercito deben llenarse ciertos requisitos. ¿Cuáles son los requisitos de los hombres que Dios pide para pelear con Él?

I. Que no se rebelan cuando se les dan tareas sencillas para desarrollar.

“Y dijo Isaí a David su hijo: Toma ahora para tus hermanos un efa de este grano tostado, y estos diez panes, y llévalo pronto al campamento a tus hermanos. Y estos diez quesos de leche los llevarás al jefe de los mil; y mira si tus hermanos están buenos, y toma prendas de ellos.” (1 Samuel 17:17, 18).

A. Antes de este evento, David ya había sido ungido rey de Israel por el profeta Samuel. (1 Samuel 16:11-13).

B. Había sido llamado para trabajar para el rey Saúl.

1. Era el músico oficial del rey. (1 Samuel 16:18, 19).

2. Era también el paje de armas de Saúl. (1 Samuel 16:21).

C. Vivió en el palacio del rey.

D. A pesar de todo esto, cuando su padre lo mandó llamar para una tarea simple, David obedeció.

1. Isaí llamó a David para llevarle alimento a sus hermanos en el campamento.

a. Había llamado para ser un simple mensajero.

i.. Sin embargo, David no se sintió humillado.

ii. David no se quejó ni replicó.

iii. Simplemente obedeció.

E. Hoy en día, Dios busca personas para poner en lugares de honor.

“El levanta del polvo al pobre, y al menesteroso alza del muladar, para hacerlos sentar con los príncipes, con los príncipes de su pueblo.” (Salmos 113:7, 8).

F. Pero antes, es necesario llevar a cabo tareas que parecerán simples e indignas.

1. El ejemplo de Jesús.

a. El era Dios, pero no se aferró a esto como excusa para no obedecer o sentirse humillado.

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.” (Filipenses 2:5-8)

b. Su tarea fue la mas cruel, humillante y difícil.

i. Debía morir en una cruz como un maldito.

c. Pero no se quejó por su difícil tarea.

“Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.” (Mateo 26:39)


Browse All Media

Related Media


Cleanse Me
SermonCentral
PowerPoint Template
David And Goliath
SermonCentral
PowerPoint Template
Facing Your Giants
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion