Sermons

Summary: ¿A cuál de las niñeras llamarían la próxima vez que la necesitaran?

26A

Había dos hermanas que trabajaban como niñeras en su comunidad. Un matrimonio joven con hijos pequeños se había recientemente mudado a ese vecindario y ellos decidieron dar empleo como niñera a la menor de las dos chicas.

Imagínen la sorpresa que estos padres tuvieron cuando al regresar después de haber dejado a sus hijos con esa jovencita encontraron su casa en tremendo desorden, con los niños ojerosos y la chica medio dormida en el sofá.

Sin embargo, al día siguiente los niños felices dijeron a sus padres que se habían divertido mucho con la nueva niñera, que ella les había ayudado con algunas de sus tareas escolares inclusive asegurándose de que recitaran sus oraciones. Pero esto no cambió la decision de los padres de descartar a esa joven.

La próxima vez que la pareja necesitó una niñera escogieron a la hermana mayor. Al regresar a su casa, quedaron muy impresionados al descubrir que todo estaba en orden y que los chicos ya estaban dormidos. “Los chicos se portaron como ángeles”, dijo ella a los padres y éstos agradecidos le dieron una propina extra.

A la mañana siguiente los chicos se acercaron a sus padres con toda clase de quejas, acusando a la niñera de haberles gritado con palabras groseras, de haber llamado a su novio en vez de ayudarles con sus tareas y de haberles forzado a ir a la cama más temprano, mientras ella se quedó afuera fumando y conversando con amigos por teléfono.

Pues bien, si ustedes estuvieran en los zapatos de esos padres, ¿A cuál de las niñeras llamarían la próxima vez que la necesitaran?

En nuestro Evangelio este domingo, el segundo hijo dijo: “sí señor”, pero no fue. Me recuerda a los militares.

sí señor sí, si señora, si.

El habló bien, pero no hizo lo que se suponía hiciera.

El otro hijo dijo "no", pero cambió de idea. Los que inicialmente rehusan dar un ‘SI’ a Jesús y cumplir con la voluntad de Dios pueden cambiar de idea.

Las lecturas de hoy nos dicen que no importa lo que hayamos hecho en el pasado; es donde estamos ahora lo que le importa a Dios. Es un mensaje portador de sanación y paz para los errores y faltas que hayamos hecho en el pasado.

2. Un día, un chiquito estaba caminando alrededor de la carpa de un circo… mirando a todos los animales desde afuera. En este mundo no hay nada más fascinante para un chiquito, que el circo. Y sabiendo esto, un tipo le dice: “¡Juanito, vamos! Entremos al circo.”

“No,” le dice Juanito, “A mi papi no le gustaría.” Pero tu papi no tiene que saber, le dice el hombre. “Pero yo sabría,” le dice el chiquito, “y cuando mi papi llegue a la casa esta noche, no podría mirarlo a la cara.”

Cuando escuchamos la Palabra de Dios y no la ponemos en práctica, diciendo un "si" y obrando un "no"….

Cuando damos servicio de labios solamente podemos acarrear la condenación de (Mat. 7:21-23) ”No te conozco” qué terrible!

Alguien ha dicho que de buenas intenciones está empedrado el camino a la perdición.

La verdad es que no bastan intenciones espléndidas; las acciones correctas, las buenas obras, son las que verdaderamente cuentan.

Copy Sermon to Clipboard with PRO

Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion