Sermons

Summary: Cuáles son las características y modo de operación del espíritu del anticristo hoy en la iglesia. Descubramos cómo opera y tomemos una decisión.

  Study Tools
  Study Tools

1 Jn. 2:18-29: 4:1-6: 2 Jn. 5-11

Introducción

Cuando pensamos en el anticristo, nos viene a la memoria, primero el libro de Apocalipsis, y en particular aquel personaje siniestro, que va a ser la encarnación de Satanás. La palabra “anticristo” sólo aparece en los versículos que hemos citado. No aparece en Apocalipsis (allí se habla de “la bestia”), ni en Pablo (aunque habla del “inicuo” o el “hombre de pecado”, “el hijo de perdición”).

No voy a hablar esta mañana de este personaje, porque los textos que hemos leídos no se refieren a él, aunque el versículo 1 Jn. 2:18 podría referirse a él. Pero inmediatamente ese versículo habla de “muchos anticristos”. Y en los otros textos de Juan que hemos leído no da a entender que el anticristo es un personaje general y no una persona específica.

Cuando Pablo habla en 2 Ts. 2 del anticristo, que como dijimos no lo menciona así, sino con varios títulos bien descriptivos acerca de su naturaleza. Pero también dice algo interesante: “Porque el misterio de la iniquidad ya está en acción, sólo que aquel que por ahora lo detiene, hará hasta que él mismo sea quitado de en medio” (2 Ts. 2:7).

Volviendo a Juan dice que salieron muchos anticristos “de nosotros” y esto es una señal. Dice: “Por eso sabemos que es la última hora” (1 Jn. 2:18).

Quiero hablarte en esta mañana del “espíritu del anticristo”. Quiero que me prestes suma atención. Porque a partir de la carta de Juan, el espíritu del anticristo no está operativo sólo en los boliches, donde se trafica droga; ni en las cárceles, donde se matan a cuchillazos; en los hospitales donde se practican abortos; ni en gobiernos corruptos; ni en las falsas sectas; ni en los rituales satanistas; ni en los recitales de heavy metal.

Juan es contundente: “salieron de nosotros”. Es decir, el espíritu del anticristo está operativo en la iglesia. Obviamente, el espíritu del anticristo no es el Espíritu de Dios y no es alguien que pertenezca al cuerpo de Cristo, según la visión o definición de Dios, pero está metido en el cuerpo de Cristo. La idea es como la cizaña en medio del trigo.

El otro día estaba en el banco haciendo algunos trámites y el Señor me habló puntualmente sobre este tema. Y quiero compartírtelo. Yo quiero que me prestes atención, porque es necesario que los/as hijos/as de Dios puedan identificar al espíritu del anticristo. Es el espíritu que mueve a las personas a comportarse de determinada manera.

El espíritu del anticristo tiene dos acciones. Una es como mueve a las personas que se prestan para ello, cómo las seduce, cómo las cautiva, cómo les da letra para sembrar ese espíritu en medio de la congregación de los santos. La otra forma es cómo opera un uno. En otras palabras, cuáles son los síntomas que uno tiene o que una congregación tiene (puede ser individual o colectivo) para identificar que este espíritu está operativo.

En principio, “anticristo” viene de dos palabras griegas: antí que quiere decir “en contra de” o “en lugar de”. Y jristós, que quiere decir “ungido”, y particularmente es el título de Jesús. De modo que el anticristo es alguien que está en contra de o en lugar de Cristo. Ahora, si “cristo” quiere decir “ungido”, entonces el “espíritu del anticristo” es una unción especial que reciben ciertas personas para operar “en ese espíritu”.

I. Características generales del espíritu del anticristo

Quiero que caractericemos a este espíritu. Para identificarlo, debemos saber qué características tiene, cómo opera, cuándo opera, sobre quiénes opera.

I.A. Es un espíritu de los últimos tiempos

A partir de 1 Jn. 2:18, es un espíritu que va a manifestarse plenamente en los últimos tiempos. Entendamos que por “últimos tiempos” o “última hora”, no son los cinco minutos antes del fin. Tanto en Juan como en Pablo, claramente la muerte y la ascensión de Cristo y el derramamiento de Pentecostés marcaron el inicio de estos últimos tiempos. Justamente el Espíritu Santo, que es el Espíritu de Cristo es el que pone en evidencia al espíritu del anticristo.

La realidad de que muchas personas sean “anticristos”, es decir, que muchos se manifiesten con este espíritu, muestra que estamos en los tiempos finales. El Espíritu Santo está contendiendo con este espíritu.

I.B. No permanece

La segunda característica está en el versículo siguiente. En el 18 dice que han “surgido” muchos anticristos, pero en el 19 dice que “salieron de nosotros”. La característica de la iglesia llena del Espíritu Santo es que los espíritu del anticristo salen de la iglesia. Y salen con la persona. La persona no permanece en la iglesia. El elemento permanecer es clave. Esta es una palabra favorita de Juan. Si estas personas hubieran permanecido con nosotros, diríamos que se trató de una ralladura, un ataque de algún demonio o cosas por el estilo. Se libera y listo.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion