Sermons

Summary: Ambiente Espirtual

Epifanía — Ambiente de fragancias y de música.

En el principio, la Navidad se conectaba con música y con fragancias.

En el salón de la parroquia, ya huele a tamales, a pan y a chocolate!

Y, en realidad, el oro tiene un ligero olor metálico.

El oro representa honor y obediencia a Jesús, el Rey, cuando caminamos en su voluntad.

El oro es falso cuando se enfatiza el poder incondicional de Dios y se cree que nosotros los humanos podemos hacer cualquier cosa que nos agrade.

Lo anterior es una forma de racionalización cuando hacemos lo que Dios prohibe.

Jesús mismo dijo: “Si me amáis, cumplid con mis mandamientos.”

Y, hablando de oro, el mandato de Dios continúa siendo el diezmo; diez por ciento. Dios reveló esto a su pueblo a través del Profeta Malaquías (3:6-12), y Jesús lo enfatizó en su conversación con los fariseos en Mateo 23:23.

La iluminación de la salvación eterna en Cristo es la razón por la que ofrecemos ese oro.

La Epifanía es la promesa de la luz de la Gloria de Dios y por lo tanto, es una iluminación que proviene de una fuente divina, la cual atrae a todos los pueblos hacia la salvación en Jesucristo.

Lo que el profeta ve en nuestra Primera Lectura ha sido descrito como “universalismo.”

Todas las naciones serán bienvenidas en Jerusalén.

De hecho, esas naciones que no vean la mano del Señor en la restauración de Zion dejarán de existir.

Las naciones sobrevivientes, sin embargo, estarán subordinadas a Judá.

Ellas traerán sus tesoros a Jerusalén, lo que será justo y santo y se llenarán también con la Gloria del Señor.

El incienso tiene que ver con adoración; lo que para nosotros significa tomar más tiempo de nuestras ocupadas vidas para rendir adoración a Jesús en la Eucaristía, en forma individual.

Nosotros podemos oir estas palabras suavemente en nuestros corazones: “Esto será una señal para ustedes; se darán cuenta de que lo que parece ser pan en un copón dorado es la Verdadera Presencia de Jesús.”

(Real in Spanish means Royal; sí, pero en este caso significa, ‘true’ verdadera).

El Concilio de Trento menciona que la adoración de los Magos al Cristo hecho niño es un modelo para nosotros de adorarlo presente en la Eucaristía.

La ‘mirra’ tiene que ver con sacrificio.

En la Santa Misa de todos los días damos gracias a Jesús por el sacrificio que hizo por nosotros. Por lo que la Misa es una de las mejores formas de vivir esto, siendo que se trata de “un sacrificio vivo, santo y aceptable ante Dios.” (Rom. 12:1).

En el versículo 1, San Pablo dice que esto incluye nuestros cuerpos…

Y, en el versículo dos….nuestras mentes….

Indicando que ese vivo sacrificio es la totalidad de nuestro ser —y esta es la actitud que debemos asumir en cada Misa….

...Nosotros hacemos una ofrenda de nosotros mismos con Jesús al Padre Eterno, a través de la muerte y resurrección salvadora de su Divino Hijo:

Por El, con El y en El.

El problema con cualquier sacrificio que es vivo, sin embargo, es que con frecuencia trata de escaparse del altar donde se había puesto.

Para que un sacrificio permanezca sobre el altar es necesaria una buena disciplina en el sentido de no dar entrada a nuestros deseos carnales en vez seguir la guía del Espíritu Santo, quien siempre nos conducirá a la senda que nos ayude a parecernos más a Jesús.

La agitación, el miedo, la perturbación de Herodes cuando el ordenó la matanza de los Inocentes fue resultado de su falta de fe.

Y eso es lo que crea una triste atmósfera de salvación.

Ofrezcamos dones fragantes al Divino Niño Jesús, oro, adoración y sacrificio, creando así un ambiente de salvación.

Copy Sermon to Clipboard with PRO

Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion