Sermons

Summary: • El proteger la presencia de Dios en nuestras vidas, reconstruir los muros caídos, proponernos la búsqueda de la santidad, la oración y el ayuno, además de querer llegar a los que están sin Cristo, desata sin dudas la guerra espiritual.

  Study Tools

• El proteger la presencia de Dios en nuestras vidas, reconstruir los muros caídos, proponernos la búsqueda de la santidad, la oración y el ayuno, además de querer llegar a los que están sin Cristo, desata sin dudas la guerra espiritual.

• Sin embargo en esta lucha, como ya lo mencionamos, no somos las pobres victimas luchando contra el desalmado enemigo. Si bien sigue siendo un desalmado, nosotros somos el ejército del Dios victorioso que avanza con poder en la conquista del territorio.

• Las expresiones inspiradas de Nehemías a su pueblo, son una verdadera arenga a la fe, el valor y la perseverancia:

• «¡No les tengan miedo! Acuérdense del Señor, que es grande y temible, y peleen por sus hermanos, por sus hijos e hijas, y por sus esposas y sus hogares.»

• Dos cosas más agrega Nehemías a la primera: a) No les tengan miedo. Y esa es que: b) Nosotros conocemos sus planes. Y que finalmente al enemigo c) Dios le frustra los planes.

• Con estas cosas como base hay Tres cosas más que debemos tener en claro y entenderlas, para poder seguir siendo conquistadores:

Primero: Siempre se producirá una lucha interior.

Segundo: Dios tiene muchas estrategias para entregarnos en esta lucha.

Tercero: La verdadera Fe, siempre produce acciones.

I. La lucha interna. (10-12)

Dos tipos de fuente de información para desfallecer.

1. Nosotros mismos.(10)

• Una de las mayores fuentes de información para generar el desanimo y el decaimiento somos nosotros mismos.

• Nuestra mente puede producir las más geniales ideas y llevarlas adelante, como al mismo tiempo generar ideas que terminan en verdadero plan de autodestrucción.

• Por eso es tan importante el aprender a vivir guiado por el Espíritu, hacer uso de la “mente de Cristo” y proteger nuestra cabeza de los ataques del enemigo de nuestra vida.

¿Qué cosas podemos generar nosotros mismos que boicoteen los planes de Dios para nuestra vida?

a. El desanimo.

• El desánimo o “quitar la fuerza o la vida a algo, dejar de lado el anhelo por lograr algo, dejar de esforzarse”

• El desánimo es una barrera sicológica que taladra los pensamientos. De allí, se instala en los sentimientos hasta que finalmente afecta a la voluntad.

• La persona desanimada se vuelve prisionera de si mismo, porque no puede ver más allá de su actual circunstancia.

• ¡Cuidado! El desanimo además es contagioso.

b. Perdida de la visión.

• Asociado al desanimo, aparece la perdida de la visión.

• La gente que estaba construyendo el muro, de pronto comenzó a ver más los escombros, que todo lo que ha habían logrado.

• En realidad el escombro es cada vez menos, pero la perdida de visión también produce frustración. De manera que hay que mirar lo ya alcanzado y volver los ojos a la visión.

• Muchas veces perdemos el rumbo del plan de Dios para nuestra vida y como el pueblo en el desierto podemos llegar a perder años, por no ver de manera correcta.

c. Pesimismo.

• A las personas pesimistas las envuelve un halo de amargura. Su vida oscila entre la desilusión y la tristeza.

• Una persona cansada y alcanzada con el virus del pesimismo, todo le parece imposible. “La fatiga nos convierte a todos en cobardes” (V. Lombardi)


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion