Sermons

Summary: El valor del Pastor en la Iglesia moderna.

  Study Tools
  Study Tools

2ª Cor. 11:22 ¿Son hebreos? Yo también. ¿Son israelitas? Yo también. ¿Son descendientes de Abraham? También yo.

2ª Cor. 11:23 ¿Son ministros de Cristo? (Como si estuviera loco hablo.) Yo más; en trabajos más abundante; en azotes sin número; en cárceles más; en peligros de muerte muchas veces.

2ª Cor. 11:24 De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno.

2ª Cor. 11:25 Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar;

2ª Cor. 11:26 en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos;

2ª Cor. 11:27 en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez;

2ª Cor. 11:28 y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias.

2ª Cor. 11:29 ¿Quién enferma, y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar, y yo no me indigno?

I- Corinto

1. Importante ciudad griega dedicada al comercio

2. La población estaba constituida por: griegos, romanos y judíos

3. La iglesia era próspera en: miembros, dones y finanzas

4. Eran idólatras, inmorales y polémicos: esto dio pie a la primera carta de Pablo

5. Cuestionaron en varias ocasiones la autoridad apostólica/pastoral de Pablo

II- Defensa de Pablo

A- Como inicia Pablo

1. Origen de pablo (Filipenses 3:4-6)

Fil 3:4 Aunque yo tengo también de qué confiar en la carne. Si alguno piensa que tiene de qué confiar en la carne, yo más:

Fil 3:5 circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo;

Fil 3:6 en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible.

2. Encuentro con Dios (Hechos 9:1-9)

Hch 9:1 Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote,

Hch 9:2 y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén.

Hch 9:3 Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo;

Hch 9:4 y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

Hch 9:5 El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón.

Hch 9:6 El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.

Hch 9:7 Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, más sin ver a nadie.

Hch 9:8 Entonces Saulo se levantó de tierra, y abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en Damasco,

Hch 9:9 donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió.

3. Llamado al Ministerio (Hechos 9:15-16)

Hch 9:15 El Señor le dijo: Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel;

Hch 9:16 porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre.

B- Vicisitudes vividas

1. Peligros de muerte (Hechos 14:1-7, 19) - ICONIO

Hch 14:1 Aconteció en Iconio que entraron juntos en la sinagoga de los judíos, y hablaron de tal manera que creyó una gran multitud de judíos, y asimismo de griegos.

Hch 14:2 Mas los judíos que no creían excitaron y corrompieron los ánimos de los gentiles contra los hermanos.

Hch 14:3 Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios.

Hch 14:4 Y la gente de la ciudad estaba dividida: unos estaban con los judíos, y otros con los apóstoles.

Hch 14:5 Pero cuando los judíos y los gentiles, juntamente con sus gobernantes, se lanzaron a afrentarlos y apedrearlos,

Hch 14:6 habiéndolo sabido, huyeron a Listra y Derbe, ciudades de Licaonia, y a toda la región circunvecina,

Hch 14:7 y allí predicaban el evangelio.

--- LISTRA

Hch 14:19 Entonces vinieron unos judíos de Antioquía y de Iconio, que persuadieron a la multitud, y habiendo apedreado a Pablo, le arrastraron fuera de la ciudad, pensando que estaba muerto.

2. Azotes con vara (Hechos 16:22)

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Unity Hands
SermonCentral
PowerPoint Template
Church Rap
Outreach, Inc.
Video Illustration
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion