You can still use the old site through Easter 2017. Click Here to use the Old SermonCentral.com.
Sermons

Summary: Al contarnos la historia del primer pecado, Dios nos recuerda de nuestra necesidad de un Salvador.

"A long time ago in a galaxy far, far away…" ¿Cómo se llama la película que empieza así? Pues, es la guerra de las galaxias (Star Wars), ¿verdad? Tiene un principio muy memorable ¿no? Y bueno, muchas de las películas y novelas más famosas tienen principios así que son muy memorables. Y así es también con la historia de nuestra salvación, tiene un principio muy memorable… Pues, hoy celebramos el tercer domingo de la cuaresma, y tradicionalmente, en la estación de la cuaresma la iglesia medita en la jornada que Cristo emprendió hacia la cruz. Pero el camino hacia la cruz tiene sus principios aún antes de que nació Jesucristo. La historia de nuestra salvación empezó en un huerto, con dos personas, las primeras personas Adán y Eva, y llegó a su punto culminante en la muerte y resurrección de Jesús. Y entonces, hoy vamos a repasar la historia de nuestra salvación: de su principio trágico hasta su fin feliz.

I. El principio trágico

El texto para esta mañana realmente ocurió un poco después del principio del mundo. Génesis 1:1 nos dice, "En el principio creó Dios los cielos y la tierra." Bueno, es un principio muy memorable, ¿verdad? Vemos en Génesis uno que Dios creó todo lo que hay en seis días normales con el mero poder de su Palabra…y Moisés nos dice que vio Dios que toda su creación era buena. Pues, había creado un mundo perfecto, y en ese mundo perfecto ocurrieron los eventos que se encuentran en el texto para esta mañana…

La primera cosa que vemos en el texto es que Dios creó al hombre en una manera distinta del resto de la creación, o sea, que lo formó del polvo de la tierra y sopló en su nariz aliento de vida. El hombre y la mujer eran distintos de las demás criaturas porque Dios los hizo en su imagen, o sea, que los primeros seres humanos no tenían pecado, sino que eran santos, perfectos así como Dios. Además a toda la humanidad Dios le dio la creación para utilizar y cuidar, y a Adán y Eva les dios un regalo bien especial: un huerto, el, el huerto de Edén. Les permitió vivir en este huerto y podían comer de cualquier árbol en el huerto, excepto del árbol de la ciencia del bien y del mal.

Dios les dijo, "Mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieras, ciertamente morirás." Por toda la historia el hombre se ha preguntado, ¿por qué Dios le dio una oportunidad para pecar? Pues, la verdad es que no estaba tentando al hombre, sino que le dio una oportunidad para servirle. Pues, parece que Dios no quería un robot el cual no tenía opción, sino le dio al hombre el libre albedrío, para que le sirviera de su buena voluntad. Pues el hombre podía comer de cualquier árbol, ir a donde sea, hacer lo que sea…y entonces, Dios puso este árbol en medio del huerto, para que ellos, al usar su libre albedrío, pudieran servir a Dios de su buena voluntad. Martín Lutero una vez escribió que, "este árbol de la ciencia del bien y del mal fue para Adán su templo, su altar, su púlpito…" Este árbol servía como una buena oportunidad para agradecer y adorar a Dios.

Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion