Sermons

Summary: Los discipulos no lo podian creer, pero Jesus resucito, porque ni la tumba ni la muerte tenian poder sobre el.

  Study Tools
  Study Tools

La muerte no lo pudo retener.

Lucas 24:13—15

Int. En la tarde de aquel día en que Jesús resucito, ya las noticias se habían corrido, pero todavía había confusión entre los discípulos. Recuerden que además de los 12 apóstoles, había muchas otras personas que se consideraban discípulos también, porque creían y habían seguido al Señor. Estos dos discípulos que leímos ahora no son de los 12 apóstoles, pero habían oído las noticias. Luc. 24: 33

I. Los Discípulos no entendieron por qué Jesús tenía que morir.

A. Ellos pensaban que Jesús sería un libertador terrenal.

B. La muerte de Jesús los desilusionó, aunque Jesús se los había advertido.

II. La resurrección los tomó de sorpresa, aunque Jesús se los había dicho.

A. No entendían, porque querían otra cosa.

B. El arresto de Jesús los llenó de miedo y se fueron a esconder. No podían creer que Jesús se estaba dejando arrestar.

C. La noticia de las mujeres no la podían creer. Marcos 16:11

III. Jesús es paciente con nosotros.

A. Cuando estamos confundidos, no reconocemos al Señor, ni entendemos nada.

B. El ángel les recuerda que ya Jesús se los había dicho, pero todavía no habían visto a Jesús.

C. Iban hablando de estas cosas y Jesús decide aclararles sus dudas. Dios no quiere que estemos confundidos y El mismo viene a aclarar tu mente.

IV. Jesús se les acerca y les habla.

A. Ellos no lo reconocen. Lo ven como un caminante igual a ellos.

B. ¿De qué hablan y porque están tristes? La confusión trae tristeza. La verdad de Dios trae alegría y paz. Leer v. 18-24

C. Jesús los llama insensatos – ignorantes y luego añade: “tardos de corazón para creer lo que los profetas habían dicho”

D. Les recuerda las profecías antiguas:

1. Deut. 18:15 “Profeta les levantare en medio de ellos, a El oirán.

2. Juan 3:14 “Así como Moisés levanto la serpiente en el desierto, es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado”

3. Sal. 22 Comienza con la frase “Dios mío, Dios mío, Porque me has desamparado? Los versos 7 y 8 dicen “Todos lo que me ven me escarnecen, menean la cabeza diciendo: Se encomendó a Jehová, líbrele El” el verso 16 – 18 “Han horadado mis manos y mis pies y se pueden contar todos mis huesos. Repartieron entre si mis vestidos y sobre mi ropa echaron suertes”

4. Salmo 69:21 “El escarnio ha quebrantado mi corazón y estoy acongojado. Espere quien se compadeciese de mi y no lo hubo. Me pusieron hiel por comida, y en mi sed me dieron a beber vinagre”.

5. Isaías 53 “Quien ha creído a nuestro anuncio y sobre quien se ha manifestado el brazo de Jehová? Subirá cual renuevo delante de Él y como raíz de tierra seca, no hay parecer en El ni hermosura, Le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. Despreciado y desechado de los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto.

Y como escondimos de el el rostro, fue menospreciado y no le estimamos. Y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido, mas El herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados, el castigo de nuestra paz fue sobre El y por su llaga fuimos nosotros curados.

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se aparto por su camino, mas Jehová cargo en El el pecado de todos nosotros. Angustiado él y afligido no abrió su boca, como cordero fue llevado al matadero y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, no abrió su boca. Por cárcel y por juicio fue quitado y por la rebelión de mi pueblo fue herido.

Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte, aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.

Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, vera linaje, vivirá por largos días y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada”

E. Llegaron a la aldea donde iban pero Jesús hizo como que iba más lejos (se hizo)

i. Quería ver su interés.

ii. Le rogaron que se quedara. Mostraron tener verdadero interés.

iii. Al bendecir el pan lo reconocieron. Jesús tenía una manera de orar inconfundible. Había algo tan especial cuando Jesús hablaba con su padre, no era una oración rutinaria era una conversación sinceramente Padre e Hijo. Ya había logrado su propósito y se fue.

iv. Ellos reconocieron después que mientras él les hablaba por el camino sus corazones ardían. Sentían algo especial.

v. Los ojos carnales no pueden ver a Jesús aunque se les presente de frente. Necesitamos visión espiritual para ver a Jesús. Corito “Abre mis ojos oh Cristo, los ojos de mi corazón, yo quiero verte”

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Mustard Seed Faith
SermonCentral
PowerPoint Template
After Easter
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion