Sermons

Summary: When the Gospel has been watered down through the preaching of "cheap grace", James makes a call for a "true religion."

  Study Tools
  Study Tools

La prueba de "la verdadera religión"

Texto: Santiago 1:27

Lectura Bíblica: Mateo 25:33-40

I. Introducción

A. Después de un breve receso por motivos de fuerza mayor, retomamos nuestra serie en Santiago. Bienvenidos una vez más. Esperamos que la gracia de Dios nos dé entendimiento al estudiar este delicado pasaje.

1. El texto clave,1:27 lee, “La religión pura y sin mancha delante de Dios y Padre es ésta: Visitar los huérfanos y las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha de este mundo.”

2. Este último verso del capítulo 1 de Santiago gobierna el pensamiento de la unidad que le precede, como también la unidad que le sigue en el capítulo 2.

3. En el capítulo 1:22-25 Santiago enfoca en el hacer. En el 1:27 Santiago hace una declaración sobre el hacedor de tales cosas. Esta declaración es bien ilustrada en el argumento que Santiago nos presentará en el capítulo 2.

4. Allí Santiago nos ilustrará lo que él quiere decir con la frase, “la verdadera o la religión pura y sin mancha” y la relación que ésta tiene con la preocupación por los pobres y marginados de la sociedad.

B. En el 1:27, así como en el 1:26, la palabra traducida “religión” viene del griego qrhskeia. Esta palabra puede también ser traducida como “adoración.” Cuando pensamos en adoración, nuestra mente produce imágenes de un templo donde las personas se congregan a cantar, orar y escuchar sermones.

1. William Barclay dice que la verdadera adoración, en lo que a Dios se refiere, no “reside en vestimentas elaboradas o en música bien ejecutada o en un servicio bien preparado; reside en el servicio práctico a la humanidad y en la pureza de la vida personal.

2. Es perfectamente posible que una iglesia sea llevada por la belleza de sus edificios y el esplendor de su liturgia, y no dejar ni el tiempo ni dinero para el servicio práctico cristiano.” William Barclay, The Letter of James and Peter. Rev. Ed. (Philadelphia: The Daily Study Bible Series, 1976), 61.

3. Ni Santiago, ni Barclay nos están diciendo que una liturgia bien elaborada y un templo bien arreglado sea inherente-mente malo o esté fuera de lugar en la adoración a Dios, pero como Barclay añade, “toda adoración es vacía e inservible a menos que las personas salgan de ese lugar para amar a Dios amando a sus semejantes.” (p. 62).

4. La enseñanza que la religión externa y los ritos formales de la adoración son vanos, si éstos carecen del cuidado y la preocupación por los necesitados, no es invención de Santiago.

5. Profetas como Isaías, Miqueas, Amós, Oseas y Zacarías parecen obcecados con el concepto en defensa de los desamparados, especialmente en lo que se refiere a las viudas y huérfanos.

II. El Antiguo Testamento y la “Religión Pura”

A. El profeta Isaías: Isaías comienza su libro con un ataque a los líderes de Jerusalén, dirigiendose a ellos como “gobernantes de Sodoma” y “pueblo de Gomorra” (1:10). Nos hace recordar las palabras de Jesús a los fariseos, “generación de víboras” (Mat 3:7).

1. Les deja bien claro que Dios no se complace en sus sacrificios y ofrendas (1:11-12), sus días festivos (1:13-14), ni siquiera de sus oraciones en tales ocasiones de “culto” (1:15).

2. En vez de eso les implora “lavaos, limpiaos, quitad la maldad de vuestras acciones de delante de mis ojos. Dejad de hacer el mal. Aprended a hacer el bien, buscad el derecho, reprended al opresor, defended al huérfano, amparad a la viuda” (1:16-17).

3. Más tarde en el mismo libro, Isaías argumenta que el verdadero ayuno es soltar las ligaduras de impiedad, dar al oprimido libertad, compartir el pan con el hambriento, proveer techo a los que no lo tienen y vestir al desnudo (58:6-7).

B. El profeta Miqueas: Otro profeta contemporáneo de Isaías en el siglo VIII a. C. hace eco al mismo sentir: Para Miqueas, Dios no está interesado tanto en sacrificios y otros regalos rituales. ¿Qué requiere Dios? “Solamente hacer justicia, amar misericordia y caminar humildemente con tu Dios” (6:8).

C. El profeta Amós: El usa un lenguaje aun mas fuerte. Amós cita a Dios diciendo: “Aborrezco, rechazo vuestras festividades, y no me huelen bien vuestras asambleas festivas. Aunque me ofrezcáis vuestros holocaustos y ofrendas vegetales, no los aceptaré, ni miraré vuestros sacrificios de paz de animales engordados. Quita de mí el bullicio de tus canciones, pues no escucharé las salmodias de tus instrumentos” (5:21-23).

1. ¿Qué es lo que Dios quiere esta vez?, “más bien, corra el

derecho como agua, y la justicia como arroyo permanente;” o como dice La Biblia al Día, “yo quiero ver un diluvio de justicia; un torrente de buenas obras” (5:24).

D. El profeta Zacarías: Aun después de la cautividad babilónica, encontramos a profetas como Zacarías con el siguiente refrán: “Así ha dicho Jehová de los Ejércitos: ‘Juzgad conforme a la verdad; practicad la bondad y la misericordia, cada uno con su hermano. No extorsionéis a la viuda, al huérfano, al extranjero y al pobre; ni ninguno piense en su corazón el mal contra su hermano.’ Pero no quisieron escuchar. Más bien, se encogieron de hombros rebeldemente y taparon sus oídos para no oír” (7:9-10).

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Breaking Through
SermonCentral
PowerPoint Template
Growing In Grace
SermonCentral
PowerPoint Template
Journey Of Faith
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion