Sermons

Summary: Cuando cada uno de nosotros aceptamos a Jesús como Salvador el Espíritu Santo empieza a trabajar en nosotros para formarnos como hombres y mujeres espirituales.

Efesios 1:13 NVI

13 En él también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el evangelio que les trajo la salvación, y lo creyeron, fueron marcados con el sello que es el Espíritu Santo prometido.

Cuando cada uno de nosotros aceptamos a Jesús como nuestro Salvador personal pasamos de ser criaturas de Dios a ser hijos de Dios y el Espíritu Santo empieza a trabajar en nosotros en la medida que nosotros le permitamos para formarnos como hombres y mujeres espirituales.

El ejemplo ideal a seguir que tenemos cada uno de nosotros es Jesús. El profeta Isaías habló de características del Espíritu que tendría él en su carácter para desarrollar su ministerio en esta tierra.

Isaías 11:2 NVI

2 El Espíritu del Señor reposará sobre él: espíritu de sabiduría y de entendimiento,

espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor del Señor.

Ese sello del Espíritu también es dado a cada uno del cuerpo de Cristo para cumplir la voluntad de Dios, el sueño de Dios en cada una de nuestras vidas. Esas manifestaciones no las aprenderemos con conocimiento, experiencias o habilidades humanas sino el mismo Espíritu Santo nos capacitará, marcará de manera sobrenatural con ellas.

Cada persona que decide intimidar con Dios le conocerá, desarrollará pasión por Su Presencia, el poder de Dios actuará sobre él de manera que la unción será manifiesta e irá de gloria en gloria siendo cada día más a la imagen de Cristo. Y en estas personas se manifestarán características, atributos sobrenaturales dados por el Espíritu Santo que los equiparan en sus ministerios y le seguirán a donde quiera que vayan. Veamos algunos:

• EL ESPÍRITU DEL SEÑOR REPOSA SOBRE ÉL.

Isaías es el que hizo más referencias al Espíritu Santo que cualquier otro profeta del Antiguo Testamento. En esa época el Espíritu Santo reposaba temporalmente sobre reyes, profetas, jueces etc.

Lucas 4:17-22

17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos;

19 A predicar el año agradable del Señor.

20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él.

21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.

22 Y todos daban buen testimonio de él, y estaban maravillados de las palabras de gracia que salían de su boca, y decían: ¿No es éste el hijo de José?

Ahora en nuestros días el Espíritu Santo está con cada creyente capacitándolo para toda buena obra. Con la venida de Jesús a Israel la primera vez se cumplió esta palabra. Jesús hizo muchos milagros de sanidades, liberaciones, etc. Luego esta misma palabra se cumpliría respecto a nosotros. Jesús fue ungido con el poder del Espíritu Santo, para dar a conocer las buenas noticias a los necesitados de ellas y el Espíritu del Señor, también está sobre ti.

• SABIDURÍA ( gr. kjokmá: saber, ciencia, inteligencia).

Mateo 13:53-54

53 Aconteció que cuando terminó Jesús estas parábolas, se fue de allí.

54 Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene éste está sabiduría y estos milagros?

Da habilidad (destreza) en la vida diaria de vivir correctamente bajos los Principios (Criterio o norma moral que guía la conducta de una persona o una comunidad) dados por Dios.

La Sabiduría del Espíritu te hace entender la vida y sus problemas de manera correcta y a partir de esto obtenemos la habilidad de tomar decisiones correctas aun en los mínimos detalles o problemas. En otras palabras tenemos las herramientas correctas para solucionar problemas.

• ENTENDIMIENTO (gr. biná: entendimiento, comprender, cordura, prudencia).

Juan 8:1-11

1 y Jesús se fue al monte de los Olivos.

2 Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y sentado él, les enseñaba.

3 Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio,

4 le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio.

5 Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices?

6 Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo.

7 Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella.

8 E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion