Sermons

Summary: Este es una serie de sermones dirigido a los creyentes y satiface la pregunta del hombre sobre su proposito en la vida. Además estimula a la congregación a orientarse, encarilarse y desarrollarse en la visión de la Iglesia. En ocaciones deseamos hacer alg

  Study Tools

BASE BÍBLICA

Habacuc 3:2

2Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, En medio de los tiempos hazla conocer;

INTRODUCCIÓN

A. La Historia se Traduce en Tiempo.

Según la Real Academia Española nos dice que la historia es una narración y exposición de los acontecimientos pasados y dignos de memoria, sean públicos o privados; por lo tanto se entiende que la historia actúa en el tiempo. El científico Albert Einstein explicó este fenómeno el cual lo damos por sencillo en su libro La teoría de la Relatividad, donde se explica el contraste del tiempo y la materia. Einstein explicó que si un ser humano pudiera viajar a velocidad luz, esto es 299,792,458 m/s ,o 186,000 millas/s, (equivalente a darle seis vueltas al mundo en un segundo), e ir y regresar a al quinto planeta de nuestro sistema solar llamada Júpiter el cual se encuentra a unos 70 años luz se tardaría unos 7 años, pero por otro lado abran pasado 70 años en la tierra. La importancia de este estudio es que revela que la velocidad en la cual el tiempo transcurre no está atada al suceso del que el tiempo se nos pasa por encima.

B. La Presentación del Tiempo en la Biblia.

La Biblia presenta a Dios como el creador de la historia y el que la llevará a su fin o culminación. Habla de un principio: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” Génesis 1:1 y un fin “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin” Apocalipsis 1:8. En efecto, las Escrituras no se dedican a realizar una elaboración abstracta de Dios, al estilo filosófico, sino que le presenta siempre actuando en el tiempo y en la historia. En las teogonías paganas se especulaba sobre acontecimientos anteriores a las cosas materiales. En ese sentido, entonces, se suponía la existencia de un tiempo anterior a la creación, una especie de historia divina. El Antiguo Testamento, por su parte, sólo conoce el tiempo a partir del acto creador de Dios, que comienza el tiempo y la historia.

C. La Cosmología de Dios en el Tiempo.

La forma progresiva en que Dios va actuando en la creación es, de por sí, una introducción a la idea que se desarrollará por todas las Escrituras: que Dios actúa en el tiempo llevando todo hacia una culminación. Se ve un sentido, un propósito, un final. No como pensaban los paganos con su idea de que el tiempo era una especie de círculo vicioso, el eterno retorno. El concepto bíblico de tiempo es lineal y progresivo hacia un fin, aunque a la vista del hombre, como se expresa en Eclesiastés, los acontecimientos parecen como un ciclo que nunca termina.

Ese Dios actuante en el tiempo no está, sin embargo, sujeto a él, sino que lo trasciende. Él era antes de crear. En el hebreo se usa un término especial para señalar esto. Es olam, que se refiere a una continuación infinita, tanto en el pasado como en el futuro. Así se usa en Génesis 21:33 “Y plantó Abraham un árbol tamarisco en Beerseba, e invocó allí el nombre de Jehová Dios eterno”. La palabra olam también se usa para indicar un tiempo remoto, pero específico. Como no era de por sí suficiente para expresar el concepto de eternidad se repetía: olam, olam. “Bendito sea Jehová Dios de Israel, de eternidad a eternidad” 1 Crónicas 16:36. En el Nuevo Testamento se usa la palabra aion, diciéndose: “por los siglos de los siglos” Gálatas 1:5.


Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion