Sermons

Summary: No sólo oidores, sino hacedores de la Palabra

OÍR Y HACER

Santiago 1:19-27

Introducción

· Es una convicción nuestra que: La Biblia es nuestra única regla de fe y práctica.

· ¿Desde cuándo nos ha dejado Dios su Palabra? La Palabra del Señor -ahora en forma de un libro- nos ha sido dada a los humanos desde el huerto de Edén, es decir, incluso antes de la comisión del primer pecado.

· Las razones:

o Creación. Dios no nos creó para que viviéramos esta vida sin su dirección.

o Caída. El pecado que mora en nuestras vidas nos impide que obedezcamos a Dios.

o Redención. A pesar de ser salvos, y que el pecado ha sido derrotado, aún reside ene nosotros.

Proposición: Debido a nuestra condición caída, Dios nos ha dado su Palabra para transformarnos.

Pregunta: ¿Cómo podemos beneficiarnos del poder transformador de la Palabra? Oyendo y haciendo lo que él dice en su Palabra. En primer lugar…

I. OIGAMOS LO QUE DICE DIOS

Pregunta: ¿Cuál debe ser nuestra actitud al acercarnos a escuchar la voz de Dios?

A. Con un profundo sentido de nuestra propia necesidad espiritual

i. Explicación. Santiago nos ofrece rápidamente 4 áreas concretas en las que fracasamos en la vida diaria, y que nos recuerdan que somos personas desesperadamente necesitadas espiritualmente:

a. No ejercemos dominio propio. Cuando hablamos más de lo escuchamos estamos revelando una preocupación egoísta de ser escuchados. Damos la impresión de que nuestras ideas son más importantes que las de los demás. Mi suegra decía: Dios me dio dos orejitas y una boquita para escuchar más y hablar menos.

· Proverbios 10:19 el que refrena sus labios es prudente.

b. Nos enojamos pecaminosamente

· Proverbios 16:32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte, el que domina su espíritu que el conquistador de una ciudad.

· Proverbios 12:16 El enojo del necio se conoce al instante, mas el prudente oculta la deshonra.

· Eclesiastés 7:9 No te apresures en tu espíritu a enojarte, porque el enojo se anida en el seno de los necios.

c. Ignoramos la maldad de nuestro corazón

· Jeremías 17:9 "Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

d. Vivimos con una actitud de independencia espiritual.

ii. Ilustración: Leer el menú en un restaurante.

Oír la Palabra del Señor con una conciencia de nuestra condición pecadora es semejante a cuando tenemos hambre y estamos leyendo el menú, prácticamente cualquier cosa que miremos nos parecerá atractivo. Nos imaginamos los platillos y nuestra desesperación por comer nos hará desear todo cuanto dice el menú.

iii. Aplicación. De igual manera Dios quiere que nos acerquemos a su Palabra, con un intenso deseo de ser satisfechos espiritualmente.

a. ¿De verdad hay en tu corazón un deseo ferviente de escuchar la voz de Dios? ¿Cómo se manifiesta tu hambre y sed de escuchar la Palabra de Dios? ¿Cómo anda tu lectura de la Biblia? ¿Cuánta literatura cristiana compras? ¿Cuánto de la música que escuchas contiene mensajes cristianos?

b. Al venir al templo, ¿vienes preparado para escuchar un mensaje PARA TI? ¿Vienes dispuesto a escuchar a Dios hablar a una o más áreas de tu vida en la que necesitas de su dirección?

c. ¿Qué haces con el mensaje o la enseñanza recibida? ¿Qué haces para retenerla en tu corazón? ¿Tomas apuntes de lo leído, o escuchado? ¿Cada cuándo traes intencionalmente la Palabra de Dios a tu corazón?

B. Con un profundo sentido de esperanza

i. Explicación

a. El cinismo de las personas respecto de la posibilidad de cambiar.

· Hay gente que se esfuerza en cambiar su conducta, pero parece que todo lo que han probado es inútil, y se han sumido en la derrota y en algo peor, la actitud de no poder llegar a tener una vida victoriosa.

· Sin embargo, el creyente no tiene por qué hundirse en el océano de la desesperanza, pues el evangelio es la respuesta de Dios a nuestra condición caída.

b. La esperanza se encuentra en el evangelio: poder para transformar vidas. El evangelio no es sólo:

· una nueva manera de entender la Biblia.

· una forma diferente de llegar al cielo…

c. SINO es el poder de Dios Rom. 1:16 (el evangelio es poder de Dios para salvación) para:

· Rescatar de la condenación eterna a los pecadores.

· Santificar y producir el carácter de Cristo en nuestras vidas.

ii. Ilustración. Ir a ver al doctor con la esperanza de escuchar tu mejoramiento ante una enfermedad.

a. Es como llevar algún análisis después de un tiempo de tratamiento. Vamos a ver al doctor con la esperanza de que hemos sanado.

b. Estoy esforzándome en perder kilos, y mañana iré a pesarme para ver mi progreso en la dieta. Me anima ir para ver los kilos que he perdido. Voy a leer la báscula con la esperanza de saber que he avanzado.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Browse All Media

Related Media


Prayer For Healing
SermonCentral
PowerPoint Template
Rooted In Jesus
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion