Sermons

Summary: Los cristianos debemos ponernos en forma, tal como soldados, para poder hacer frente a la batalla espiritual. Dios te va a llevar a su entrenamiento militar

Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

Para terminar: vuelvanse cada vez más fuertes, viviendo unidos con el Señor y recibiendo la fuerza de su gran poder.

• La fuerza y el valor espiritual son necesarios para la batalla, el avance y la conquista de la iglesia hasta instalar el Reino de Dios en la ciudad.

• Nosotros somos un ejercito en este mundo natural, que ordena el mundo espiritual y que se ha estado preparando para el gran avance del poder de Dios en este mundo.

• Estamos en una lucha contra fuerzas de maldad en regiones celestes. Pablo habla de esto en Efesios y en el capitulo 6 nos introduce a las vestiduras de un soldado que va a entrar en otra dimensión de la batalla.

• No es la primera vez en esta carta que Pablo habla de las fuerzas espirituales.

a. En 1:21–22 afirma el triunfo de Cristo y su autoridad sobre esos poderes.

… muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio, y de cualquier otro nombre que se invoque, no sólo en este mundo sino también en el venidero. Dios sometió todas las cosas al dominio de Cristo, y lo dio como cabeza de todo a la iglesia.

b. En 2:1–5, Pablo dice que Dios nos rescató del dominio del “príncipe de la potestad del aire”.

En otro tiempo ustedes estaban muertos en sus transgresiones y pecados, en los cuales andaban conforme a los poderes de este mundo. Se conducían según el que gobierna las tinieblas, según el espíritu que ahora ejerce su poder en los que viven en la desobediencia. En ese tiempo también todos nosotros vivíamos como ellos, impulsados por nuestros deseos pecaminosos, siguiendo nuestra propia voluntad y nuestros propósitos. Como los demás, éramos por naturaleza objeto de la ira de Dios. Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor por nosotros, nos dio vida con Cristo, aun cuando estábamos muertos en pecados. ¡Por gracia ustedes han sido salvados!

c. En 3:10, nos sorprende saber que los poderes espirituales aprenden de la sabiduría de Dios al observar el milagro de la unidad de los pueblos en el cuerpo de Cristo.

El fin de todo esto es que la sabiduría de Dios, en toda su diversidad, se dé a conocer ahora, por medio de la iglesia, a los poderes y autoridades en las regiones celestiales

d. En 4:26–27 se ve que el diablo todavía está activo. Aunque fue juzgado y sentenciado cuando Cristo murió y resucitó, todavía tiene poder, si se le da oportunidad de influir y corromper la vida del cristiano.

«Si se enojan, no pequen.» No dejen que el sol se ponga estando aún enojados, ni den cabida al diablo.

e. El creyente puede todavía hacer “las obras infructuosas de las tinieblas” (5:11).

No tengan nada que ver con las obras infructuosas de la oscuridad, sino más bien denúncienlas,

• Antes de cerrar su carta entonces, el autor identifica al verdadero enemigo y sus huestes de maldad. (6:11-12)

Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo. Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.

• Es por esto que al introducir el final de esta carta, él apóstol, revela en plenitud, no solo al enemigo espiritual contra el cual los hijos de Dios y la iglesia lucha, sino la manera como los soldados del Reino de Dios, deben prepararse para pelear.

Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

• Así es que esta declaración enfatiza que el cristiano debe depender absolutamente de Dios y su poder. Y esta sea la primera necesidad para la contienda, que el cristiano tome y sea lleno del poder que proviene de Dios.

I. Pónganse en Forma con Jesús

• Cambiar la naturaleza o el estado de alguien o algo.

• El que va a un gimnasio se pone en forma. Su cuerpo va cambiando a medida que se va ejercitando.

• El soldado debe pasar por una etapa de entrenamiento. Debe fortalecer su cuerpo y adquirir la fuerza necesaria para poder tomar las armas. Sin ponerse en forma, no podrá levantar las armas.

• Es necesario ponerse en forma.

• ¡¡Pónganse en forma en Cristo!!

II. Tome de su poder.

… fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza

• Aquel poder inherente y activo en Dios.

• ¿cuál es el poder de Jesús?

• Es el mismo poder que Dios usó en la resurrección de Jesús.

• Es el poder de Dios, que hace que Jesús esté por encima de todo poder, autoridad, dominio y señorío.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Browse All Media

Related Media


Tug Of War
SermonCentral
PowerPoint Template
Veterans Day Honor
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion