Sermons

Summary: Colocar a Dios en el Primero lugar

Dios honra a los que le honran

“Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco”.

1 Samuel, Capítulo 2: 30

Cuando me encontré con esta porción de la Biblia me llamó mucho la atención,

Inmediatamente subraye en mi mente la palabra honra y busqué su significado en el diccionario de la real academia española, y encontré lo siguiente:

Honrar es:

1. Respetar a alguien.

2. Enaltecer o premiar su mérito.

3. Dar honor o celebridad.

4. Como fórmula de cortesía para enaltecer la asistencia, adhesión, etc., de otra u otras personas.

5. Dicho de una persona: Tener a honra ser o hacer algo.

Proverbios 22:4 “Riquezas, honra y vida, Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová”.

Que privilegio! Dios ha dicho en su Palabra “… yo honraré a los que me honran”. El siendo Dios, el Grande, el Excelso, el Todopoderoso, nos va a respetar, nos va a enaltecer, nos va a premiar, nos va dar celebridad, va sentirse honrado de hacer algo por nosotros?.

Sí!. Lo hará porque El es fiel a su Palabra…

1. DESHONRA DE ELI Y SUS HIJOS

La honra, es una remuneración de la humildad y del temor de Jehová, lo cual estaba faltando en la casa de Elí!.

Analizando un poco el comportamiento de Elí y sus hijos, encontramos en las Sagradas Escrituras (1 Samuel) que ellos estaban faltos de humildad y de temor de Jehová:

1. Los hijos de Elí eran hombres impíos, y no tenían conocimiento de Jehová. Ellos aunque eran sacerdotes, no respetaban lo sagrado. Los hijos de Elí eran sacerdotes de día y por la noche pecaban con las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de reunión. Su vida sacerdotal era simplemente una profesión para ellos, pero no tenían temor a Jehová.

2. Los hijos de Elí profanaban las ofrendas a Jehová. Ellos se aprovechaban del cargo que tenían y obtenían la mejor parte de la ofrenda, incluso antes que fuera sacrificada a Jehová, aún por la fuerza si era necesario.

3. Elí consentía el pecado de sus hijos. Dicen las Sagradas Escrituras que incluso Elí honró más a sus hijos que a Dios, engordándolos de lo principal de todas las ofrendas del pueblo de Israel. Además Elí no reprendió a sus hijos con rigor, aun sabiendo que sus hijos estaban profanando y pecando con las mujeres en el tabernáculo, trayendo iniquidad a su casa.

Por todo esto, Dios después que había dicho que andarían delante de El perpetuamente, ahora los tendría por poco y los reduciría a humillación, muerte e incluso a ser una generación que mendigara para sobrevivir.

2. HONRA DE ANA

Contrario al comportamiento de Elí y su casa, también en el 1 Samuel, encontramos a Ana y a su hijo Samuel que honraron a Jehová y a su vez ellos también recibieron honra.

Honra de Ana:

- Ana honró a Dios con su primera oración, cuando con humildad en su corazón le pidió le concediera tener un hijo, por el cual hizo un voto.

- Ana honró a Dios con su oración de adoración y alabanza, cuando ella llegó a entregar a su hijo al sacerdote. En ese momento ella entregó lo más grande e importante que tenía. No debió ser fácil entregar el hijo por el cual tanto había llorado!!!!, sin embargo, ella cumplió su voto. En 1 Samuel 2: 1-10 encontramos el cántico de Ana, donde reconoce y exalta el poder y la grandiosidad de Dios, en contraste con la debilidad humana.

Por la oración de Ana y por haber cumplido su voto, Jehová la tuvo en gran estima y la recompensó dándole honra: Después de que no podía tener hijos y que por ello recibía humillación, Dios le dio la oportunidad de concebir tres hijos y dos hijas; además la honró al ser la madre del profeta que ungió al rey David, de quien descendió nuestro Señor Jesucristo.

3. HIJO DE HONRA veamos la Honra de Samuel:

- Samuel honró a Dios con la obediencia a sus padres. El joven Samuel fue obediente y respetó la decisión de su madre, que lo consagró a Jehová, (apartó para propósitos divinos) desde antes que naciera. Samuel pudo haber hecho lo mismo que hicieron los hijos de Elí que desobedecieron a su padre y no oyeron su voz, sin embargo dice la palabra él ministraba a Jehová en presencia de Elí.

- Samuel honró a Dios con su entrega. Este joven ministraba en la presencia de Jehová, vestido de un efod de lino, el cual simbolizaba su oficio sagrado, todo lo contrario de los hijos de Elí que siendo sacerdotes llevaban una vida de impíos ante los ojos de Jehová.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Browse All Media

Related Media


Giving Hands
SermonCentral
PowerPoint Template
Guide To Giving
SermonCentral
PowerPoint Template
Treasure
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion