Sermons

Summary: Sermon predicado cuando una iglesia sufrio de confusion porque el pastor se habia ido

  Study Tools
  Study Tools

QUE HACER CUANDO NO SABE QUE HACER

Septiembre 24, 2006 a.m.

Iglesia Bautista Betesda, Hobbs, NM

Texto: Salmo 23: 1-6

Introducción: La novela <> se trata de dos hombres que se conocieron en la universidad Harvard. Uno era americano y el otro chino. El americano pretendió ser cristiano. El chino se entregó a Cristo y pronto empezó a crecer espiritualmente. Tenía ánimo de regresar a China y hacerse profesor en una universidad. El americano se hizo hombre de negocios. Tenía ganas de penetrar los mercados en China con sus partes de computadoras. Aprendió a hablar chino y empezó a viajar por China.

Después de algunos años, perdieron contacto con el otro. Luego después de veinte años se encontraron en China cuando el americano viajó par su compañía. Después de tanto tiempo, los dos habían cambiado. El chino había perdido su empleo porque se había convertido al cristianismo. El americano había perdido su fe porque de las circunstancias de su vida. Se le murió su hijo y había perdido a su esposa e hijas en divorcio. No sabía que hacer y por eso cuestionó a Dios. Perdió su confianza en Dios.

En <> Henry Blackaby enseña que necesitamos continuar haciendo lo que estábamos haciendo hasta que Dios nos muestre algo diferente. ¿Qué hacer cuando no sabe qué hacer?

I. Confíe en el Buen Pastor (vv. 1-3)

A. Exp:

1. Reconozca quien es El Real Pastor. Es Jehová, el único Dios.

2. El nos hace descansar. Este lugar es un oasis en el desierto.

3. Nos guía a lugares tranquilos. Un lugar sin peligro.

4. El resultado es que el alma se rejuvenece.

5. Nos guía en sendas de justicia por amor de su Nombre. Cuando le amamos, querremos hacer las cosas que le agradan.

B. Ilus:

Pedro amonestaba a los pastores de la iglesia, “Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella,… Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria” 1ª de Pedro 5:2-5).

C. Apl:

1. Los pastores de hoy son co-pastores con Cristo, colaboradores con Él. Cristo es el Príncipe que nunca falla.

2. Necesitamos poner nuestros ojos en el Príncipe de los pastores.

3. Podemos confiar en él aunque todo el mundo nos desilusiona.

4. El Señor siempre nos guía en sendas que alcanzan las metas que Él desea para nosotros. No tenemos que preguntarnos, ¿Qué está haciendo? Tenemos la promesa de Romanos 8:28, “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”

5. Él se glorificará en la vida de cualquiera persona que se someta a Él.

II. Confíe en su Cuidado (vv. 4-5)

A. Exp:

1. Podemos confiar en Dios en las circunstancias más espantosas del mundo. ¿Qué es más espantoso que la muerte? Para el creyente, es solamente una sombra.

2. Aún en esta circunstancia Dios está con nosotros. La vara y el cayado eran instrumentos del pastor que guiaban y protegían a las ovejas.

3. La figura cambia de pastor a anfitrión. Jehová provee para su huésped. Le da un banquete. Le unge su cabeza con aceite aromático. Su copa tiene abundancia.

B. Ilus:

Cuando el Rey David peleó contra el león y el oso, no dice que David no recibió rasguños. A veces en la batalla, aún cuando somos victoriosos, nos lastimamos.

C. Apl:

1. El Señor cuida a los Suyos, pero nunca promete que recibiremos lástimas. Pero el Señor le cuida y le cura.

2. Dios nos provee con más que lo mínimo de nuestras necesidades. Nos da una abundancia de vida en Juan 10:10, “yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”

III. Confíe en Su Presencia (vv. 6)

A. Exp:

1. David escribió este salmo cuando fue perseguido por su hijo Absalón. Fue perseguido por alguien que quería hacerle daño. Tenía que huir de Jerusalén y no podía ir al templo para adorar a Dios. Estaba separado de la presencia de Dios en una manera.

2. Dios tenía otros planes para él. En vez de daño y peligro, Dios causó que el bien y la misericordia le persiguieran.

3. Al fin David sabe que llegará a la casa de Dios, el Templo. Nunca más huiría de sus enemigos. Para siempre vivirá con Dios.

B. Ilus:

En los días de Moisés la presencia de Dios les guiaba por una nube por día o por una columna de fuego por noche. Cuando se posó sobre el Tabernáculo, ellos sabían que era el lugar para acampar. En los días de David la presencia de Dios se fijaba en Jerusalén antes de la construcción del Templo. La presencia de Dios no salió de allí.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Lighthouse 2
SermonCentral
PowerPoint Template
Like Eagles
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion