Sermons

Summary: David había pasado momentos fuertes en Dios en los cuales pudo derribar gigantes y tener grande victorias delante de sus enemigos pero también vivió momentos de debilidad en dónde sus emociones, su alma lo llevo a cometer grandes errores pero él supo toma

  Study Tools

Salmo 139

23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos;

24 Y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.

EXAMINAR: Observar atenta y cuidadosamente a alguien o algo para conocer sus características o cualidades, o su estado.

EXAMEN: Prueba que se realiza para demostrar la suficiencia en una materia determinada o la aptitud para cierta actividad o cargo.

En la vida secular cuando nos presentamos a un examen lo normal es que sea en un tiempo posterior a una preparación, a un tiempo de aprendizaje. Podemos decir que lo que se nos ha enseñado ha sido aprendido cuando este conocimiento produzca cambios en nuestra manera de actuar. En otras palabras el proceso de enseñanza/aprendizaje es completo cuando el individuo puede aplicar la información que ha recibido. Podemos ser conocedores de temas pero no necesariamente haber aprendido. Ejemplo podemos recitar de memoria como vencer la depresión pero solo podremos decir que hemos vencido la depresión cuando apliquemos la teoría a la práctica.

Cuando el salmista dijo estás palabras no fue en un todo de reto hacia Dios sino que fueron palabras de un hombre conforme al corazón de Dios que buscaba ver como estaba su vida en esos momentos delante de Dios. David sabia que nada de lo que él hacía era oculto para Dios.

Salmo 139

1 Oh Jehová, tú me has examinado y conocido.

2 Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos.

3 Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos.

4 Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.

5 Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste tu mano.

David había pasado momentos fuertes en Dios en los cuales pudo derribar gigantes y tener grande victorias delante de sus enemigos pero también vivió momentos de debilidad en dónde sus emociones, su alma lo llevo a cometer grandes errores pero él supo tomar acciones que lo volvían a acercar a Dios.

Un verdadero hombre espiritual no dejará que nada ni nadie lo aparte de Dios. Ante los errores:

1. TOMARÁ TIEMPO PARA PRESENTARSE ANTE DIOS Y HUMILLARSE.

Salmo 32

5 Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; y tú perdonaste la maldad de mi pecado.

El primer paso que debemos dar es reconocer nuestros pecados, nuestros errores dejar atrás el orgullo y la justificación de lo que hemos hecho. Un corazón arrepentido y humillado Dios no lo desprecia pero al orgulloso lo mira de lejos y espera pacientemente a que cambie su actitud. El orgullo solo activa un tiempo de ansiedad, perdida de paz produce caos en nuestra vida pero la humildad de reconocer que hemos fallado activa la misericordia de Dios a favor nuestro.

DEBEMOS TENER LA VALENTÍA DE ACEPTAR NUESTRO ERROR Y PEDIR PERDÓN. NO BUSCAR TERCEROS PARA HACERLOS RESPONSABLES Y CULPABLES DE NUESTROS ACTOS.

2. SU ESPÍRITU TOMARÁ EL CONTROL Y PERMITIRÁ QUE EL ESPÍRITU SANTO TOME LAS RIENDAS DE SU VIDA.

David sabia, que no podría huir del Espíritu de Dios que de ninguna manera podría dejar de responsabilizarse de sus actos.


Browse All Media

Related Media


Cleanse Me
SermonCentral
PowerPoint Template
David And Goliath
SermonCentral
PowerPoint Template
Facing Your Giants
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion