Improve your sermon prep with our brand new study tools! Learn all about them here.
Sermons

Summary: Seguimos con la camisa verde hoy. En la charla anterior nos enfocamos en la vida que se representa. Hoy nos enfocaremos en el crecimiento.

  Study Tools

Tengo La Camisa Verde: Parte 2

Introducción

La semana pasada introducimos la cuarta camisa: la verde. La camisa verde representa la vida que Cristo quiere conceder. La vida que Jesús te ofrece es respaldada con su poder sobre la muerte. El venció la muerte. Murió y como lo predijo varias veces, resucitó al tercer día. Nos puede ofrecer y conceder la vida eterna porque vive. Inclusive, él proclamó, “Yo soy el camino, la verdad y la vida…Nadie llega al Padre sino por mí” (Juan 14:6). Jesucristo abrió ese camino, ofreció la vida a través de su muerte y su resurrección. Además, por su resurrección nos puede garantizar la vida eterna. Cuando Dios nos perdona, cuando nos compra, él mismo garantiza su compra. No hay nadie que pueda anular esa garantía. Si conoces a Jesús com tu Salvador personal, puedes vivir seguro de lo que va a pasar en la eternidad.

Con ese concepto llegamos al tema de hoy. Seguimos con la camisa verde hoy. En la charla anterior nos enfocamos en la vida que se representa. Hoy nos enfocaremos en el crecimiento.

Repasar las camisas. Negra — pecado. Roja — sangre. Blanca — perdón. Verde — Vida y crecimiento.

El lunes cuando comencé a escribir la charla, Dios me recordó cómo he luchado con el pecado aún después de haber confiado en Jesús. Tenía 16 años cuando tomé la decisión. Y en ese momento Dios me perdonó. Me entregó la camisa blanca (la camisa blanca está puesta). No obstante seguía luchando con el pecado. Me declaró perfecto, bueno, santo, puro, sin mancha. Pero, seguía pecando. Hoy en día sigo luchando. La gran pregunta es ¿POR QUÉ? Este es el primer concepto que quiero enseñar esta mañana.

La Salvación es Progresiva

Hoy vamos a darnos cuenta que la salvación es progresiva. Hay tres fases y todas tienen que ver con el pecado. Tenemos la necesidad de ser salvados / rescatados por el pecado. Somos pecadores. no tenemos acceso al Padre. Cuando Jesús murió por nosotros y luego resucitó el abrió el camino al Padre. Por su obra, Dios nos perdona si confiamos en él. Esta es la primera fase de la salvación.

1. Dios nos salva de la pena del pecado — La Camisa Roja y La Camisa Blanca

Ya no vivimos bajo la pena del pecado. ¿Cuál es la pena del pecado? La muerte. Nos ha entregado vida. No vamos a sufrir el castigo de le muerte eterna. Sin embargo, esto no nos remueve de la presencia del pecado y tampoco de las consecuencias de esta vida. Seguimos viviendo en este mundo pecaminoso. Siendo pecadores perdonados, seguimos viviendo rodeados de otros pecadores. Satanás sigue ahí también, tratando de robar, matar y destruir. Sufrimos las consecuencias naturales del pecado también. Si yo decidiera robar un banco, me arrastrarían a la cárcel. Si yo entrara en una relación adúltera, destruiría a mi familia. Si usara una aguja compartida para consumir alguna clase de droga, posiblemente me contraería una enfermedad como el sida.

Sin embargo, ahora por la obra de Jesús en nuestras vidas, ya no somos esclavos del pecado. Lo cual significa que podemos vivir para él. Somos libres para servir a Dios y aún agradarlo. Pero tenemos que ser honestos. Aún siendo libres para agradar a Dios, luchamos con la rebelión. Queremos hacer ciertas cosas que hicimos cuando estábamos esclavos del pecado, pero a la vez tenemos el deseo de agradar a Dios. La segunda fase nos ayuda a entender este conflicto.


Browse All Media

Related Media


La Celda
Dan Stevers
Video Illustration
Mi Identitad
Dan Stevers
Video Illustration
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion