Sermons

Summary: Solamente existe una forma de ser salvo y es mediante la sangre del Cordero sin mancha.

TODO POR NOSOTROS (USTED Y YO)

POR RIGOBERTO A. GALVEZ

1 PEDRO 2:21-25 / ISAIAS 53:4-6

1 Pedro 2:21-25 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;

22 el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca;

23 quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente;

24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

25 Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.

Isaías 53:4-6 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

INTRODUCCION

El mensaje de esta mañana encierra, varias fases, estados o etapas del creyente, del seguidor de Cristo. No diré “cristiano” porque hoy día, el término “cristiano” es empleado en forma “casual”. Ser cristiano es sinónimo de “soy cristiano porque no soy otra cosa, entonces por defecto soy cristiano.

Sin embargo, estoy convencido que todos “hemos sido pecadores”. Aunque no faltaría alguien que dijera “yo no”, “yo me declaro limpio”. Por tanto, cuando la Biblia dice: “23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23) Alguien pudiera decir: “todos menos yo”.

Frecuentemente escuchamos personas que dicen: “esa persona SI necesitaba el evangelio, que bueno que se ‘metió a la religión’…”

¿Pero que, de otros versículos Bíblicos, que las mayorías si están dispuestos a reclamar?

“vida eterna” … ¿“todos menos yo”?

“iré y preparare un lugar para ti” … ¿“todos menos yo”?

“regresare por ti” … ¿“todos menos yo”?

1) El Vino; 2) El llevo nuestras cargas; 3) El pago por mis pecados.

1:18Sabiendo que habéis sido rescatados de vuestra vana conversación, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro ó plata; 19Sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación:

24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

3:18Porque también Cristo padeció una vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos á Dios, siendo á la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;

I. VINO A UN MUNDO PECAMINOSO

A. Este es un mundo pecaminoso y lleno de pecadores.

Debemos reconocer que este es un mundo lleno de pena, dolor, enfermedad, depravación, guerra, hambre e injusticia. Un mundo corrupto (o corrompido) poblado por gente llena de odio, crimen, pleito; llenos de mentiras y degeneración.

1. No siempre fue igual

2. Vino de un lugar donde no existe el pecado.

B. Jesús no tenía pecado

22 el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca;

23 quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente;

C. Jesús vino del cielo

Filipenses 2:5-7 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,

6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,

7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;

II. LLEVO NUESTRAS CARGAS

24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

Indiscutiblemente Isaías 53, habla del Mesías. Cada detalle del profeta corresponde con precisión y exactitud a la persona y a la obra de Nuestro Señor Jesucristo.

Nadie, absolutamente nadie a través de poder personal, influencia socio-económica, ni de ninguna otra virtud o talento puede reemplazar las palabras de esta profecía.

El Recibió nuestro castigo, El sufrió por usted (2:21)

El no cometio ningún pecado (2:22) & (Isaias 53:9)

Se dispuso con los impíos su sepultura, pero con el rico fue en su muerte, aunque no había hecho violencia, ni había engaño en su boca.

Escrito hace aproximadamente 800 años ANTES del nacimiento de nuestro Salvador, la predicción es tan especifica que ningún mortal común y corriente pudo haberlas inspirado o cumplido.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Browse All Media

Related Media


Cicatrices
Dan Stevers
Video Illustration
La Celda
Dan Stevers
Video Illustration
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion