Sermon Illustrations

Estaba un viejecito por nombre ( ----------) que fue internado en un asilo en el cual se la pasaba todos los días admirando a una viejecita que se llamaba (----------) hasta que ya no pudo mas y un día muy de mañana decidido y todo se fue al desayuno y terminando de desayunar se dirige a su viejecita de sus sueños y le dice, oiga Martita, ¿Le gustaría a usted ser mi novia? A lo que Martita ( ó cualquier nombre) le responde ¡claro que sí!. Muy a gusto los dos se van y platican muy emocionados durante todo el día hasta al anochecer. Al otro día muy de mañana se levanta Don Martín (?) y muy preocupado se dice a si mismo, ¡Ah caramba! Yo recuerdo que le pregunte a Martita si quería ser mi novia pero no me acuerdo que me respondió. Muy preocupado el hombre se dirige a Martita lo mas pronto posible y le dice; oiga Martita, yo recuerdo haberle preguntado ayer que si quería ser mi novia pero no recuerdo si me dijo si o no, para su gran sorpresa, Martita le responde ¡Ah que Don Martín que bueno que me pregunta, yo me acordaba que había dicho que si pero no me acordaba a quien le había dicho. (Moraleja….tendemos a olvidar casi todo lo que prometemos hacer).

Related Sermon Illustrations

Related Sermons

Browse All Media

Related Media


Faith
SermonCentral
PowerPoint Template
Angels Among Us
SermonCentral
PowerPoint Template
Journey Of Faith
SermonCentral
PowerPoint Template