Sermons

Summary: ¿Las tragedias y los problemas son por causa del pecado? ¿Quienes son los que deben arrepentirse? ¿Qué es el arrepentimiento?

ARREPENTIOS O MORIREIS

Luc. 13:1-9

El gran predicador George wheatfield tenía una voz poderosísima, podía predicar a las multitudes sin usar micrófonos, un actor contemporáneo a él, envidiaba tanto su dicción y la potencia de su voz que una vez dijo: yo daría toda mi riqueza por tener la potencia de voz de George Wheatfield.

George Wheatfield llegó a ser tan popular en Inglaterra y en Estados Unidos… los jovencitos de 9-14 años imitaban su acento escocés al hablar…

en una ocasión, en una reunión muy elegante de familias reales en Inglaterra, los papás de un muchacho de 9 años, odiaban a Wheatfield, animaron a ese jovencito a que públicamente imitara al predicador… así que se paró frente al público y en una perfecta imitación de la voz y el acento de Wheatfild dijo: “except ye repent, ye shall all likewise perish” y el Espíritu Santo que ha usado estas mismas palabras de muchos predicadores, el primero de ellos, el Señor Jesucristo, vino en ese momento sobre el jovencito y sobre el público… hubo un gran silencio… se acabó la fiesta… y todos se regresaron a sus casas cabizbajos, con las palabras: “except ye repent, ye shal all likewise perish” en sus mentes…

¿Por qué el Señor Jesucristo dijo estas palabras? Porque un día mientras él estaba predicando a las multitudes a las orillas de la ciudad de Jerusalén, unos lo interrumpieron con esta pregunta…Señor, Poncio Pilato ha matado a hombres galileos, que venían a ofrecer sacrificios, y mezcló su sangre con sus sacrificios ofrecidos a Dios… ¿Tú crees que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos para sufrir tal atrocidad?

La pregunta oculta era esta… ¿por qué les pasó esta tragedia a estos buenos galileos? ¿será que tenían un pecado oculto en sus vidas?

En las iglesias cristianas muy frecuentemente surge esta pregunta…. “¿ya supiste la tragedia que le aconteció a la familia Ramírez? ¿Qué pecado harían para merecer tal castigo?”

Es muy cierto que el que viva “la vida loca”… dando rienda suelta a sus concupiscencias… tarde o temprano vendrán las consecuencias… “Lo que sembrare el hombre…. Eso también segará” … pero no siempre hay una directa relación de las tragedias con el pecado…

¿Se acuerdan que en una ocasión los discípulos le preguntaron al Señor: “Mira Señor a este ciego de nacimiento… ¿quién pecó; Él o sus padres? Y Jesucristo les contestó…. Esta ceguera no se debe a pecado alguno… sino para que se manifieste la gloria de Dios…

Los amigos de Job pensaban igual que los apóstoles… le dijeron a Job que sus terribles sufrimientos se debían a sus pecados… el libro de Job nos muestra que los terribles sufrimientos de Job tenían como propósito hacer notorio el poder de Dios para mantener la fe, aún en medio de los más grandes sufrimientos…

Muchos cristianos en medio de sus aflicciones voltean hacia el cielo y hacen esta pregunta: ¿Por qué? Imaginen a Dios, contestando esta pregunta… esto se debe a esto, esto, esto otro, y esto mas, y esto, y esto….etc… llegaríamos a la conclusión de decirle… ya no me expliques más… tu eres Dios, solo tú eres sabio, justos y verdaderos son tus caminos, solo tú eres santo, tu eres soberano y puedes hacer lo que tú quieras…

Cuando Jesucristo contestó: “Si ustedes no se arrepienten, igualmente moriréis” dejaba muy claro que hay unas tragedias que no son un castigo o juicio por algún pecado en particular. Con su respuesta dejó muy claro que lo extraño no es que las tragedias ocurran aún a “la gente buena”, sino lo extraordinario es que miles de cosas buenas o millones de cosas buenas estén ocurriendo en la vida de millones de personas cuando merecen la muerte… por eso les digo a ustedes: “si no se arrepienten, igualmente moriréis”

Si esos galileos que Pilato masacró y mezcló su sangre con la sangre del sacrificio para Dios, y esas 18 personas que murieron cuando la Torre de Siloé cayó… ¡Qué tragedias tan horribles! Pero yo les digo a ustedes “a menos que ustedes se arrepientan, de la misma manera morirán”

Vean su situación no desde el punto de vista humano… sino desde el punto de vista de Dios… todos… todos… estamos bajo la sentencia, por nuestra naturaleza pecadora, de la muerte y destrucción eterna… y la única manera de escapar es… el arrepentimiento.

¿Cuál es mi situación natural como ser humano?

Ef. 2:1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

v. 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

v3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Browse All Media

Related Media


Fasting And Prayer
SermonCentral
PowerPoint Template
Holy Living
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion