Sermons

Summary: Dios es más grande que el poder, culpa y consecuencias del pecado

Dios más grande que mis pecados - 16/10/05 Pbro. Wilbur Madera

Intro. Dios es grande. Hemos dicho que su carácter y sus obras son sin igual en todo el universo. La semana pasada decíamos que Dios es más grande que mis problemas. En ocasiones vemos los problemas tan grandes que nos parece que ni Dios puede con ellos. Pero la semana pasada se nos recordaba que Dios es más grande que cualquier problema que estemos atravesando.

Hoy seguiremos hablando de la grandeza de Dios. Hoy hablaremos de la grandeza de Dios relacionada con nuestro más grande problema como seres humanos: el pecado.

Has dicho o experimentado casos como el siguiente:

1.Esta tentación es más grande de lo que puedo soportar.

2.Esta persona está en tal situación espiritual, que ya no tiene remedio. Nunca cambiará, es un caso perdido.

3.Lo que hice no tiene perdón. Ya no tengo remedio. No creo que Dios me perdone. Seré para siempre culpable.

4.Estoy condenado a pagar por mi pecado todo el resto de mi vida. Llevaré las consecuencias de mi pecado para siempre.

Ciertamente, el pecado es nuestro mayor problema como seres humanos. Pero quiero decirte que aunque el pecado es una realidad y un problema grande, tenemos un Dios que ES VERDADERAMENTE MÁS GRANDE que el pecado.

Nuestro pecado no lo toma por sorpresa, nuestro pecado no arruina sus planes, nuestro pecado no lo incapacita para actuar. De hecho, el dio la solución más grande a nuestro mayor problema: Su Hijo.

Jesucristo vino y gracias a su obediencia perfecta y su sacrificio sin igual a nuestro favor, hoy, los que por fe se identifican con Cristo, podemos tener una relación transformadora con Dios. Y aunque luchamos todavía con la realidad del pecado, Dios nos ha dado su espíritu santo para habilitarnos a vencer en la guerra espiritual. Por medio de su palabra, su espíritu, los sacramentos, la oración, la obediencia a la palabra, la comunidad cristiana, podemos fortalecernos cada día y reconocer que él es más grande que nuestro pecado.

Dios es grande que nuestro pecado.

I.Dios es más grande que el PODER del pecado

A.Nuestras tentaciones

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis resistir (1 Corintios 10:13)

1.Tentaciones no para marcianos

2.Tentaciones a tu medida

3.Siempre una Salida

Porque DIOS ES FIEL

B.Endurecimiento por el pecado

1. El apóstol Pablo. De perseguidor a predicador.

2. “El pecado no se enseñoreará de vosotros”

Dios es más grande que el poder del pecado

II.Dios es más grande que la CULPA por el pecado

A.Pecados pasados

Los pecados del pasado nos acechan como fantasmas. Aun cuando hemos confesado y pedido perdón a Dios, nos cuesta creer que hayamos recibido ese perdón. La culpa nos consume.

“Venid luego, dice Jehová , y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” (Isaías 1:18)

B.Pecados presentes y futuros

“Deje el hombre impío su camino y hombre inicuo sus pensamientos y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar”. (Isaías 55:7)

“Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús” (Rom. 8:1)

III.Dios es más grande que las consecuencias del pecado

El pecado trae consecuencias. Cosechamos lo que sembramos. La verdad, es que a veces, aun después del arrepentimiento y perdón de Dios en Cristo por nuestros pecados, de todas maneras tenemos que vivir con cierto tipo de consecuencias de nuestro pecado. Quizá una relación rota, quizá quedarnos sin trabajo, quizá alguna enfermedad adquirida por transgredir la ley de Dios, etc. En fin, experimentamos una consecuencia que a veces nos hace pensar que sobrepasan la grandeza de Dios.

Pero la verdad es que nuestro Dios es más grande que las consecuencias del pecado.

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”. (2 Cor. 5:17)

Conclusión: Para ti y para mí, que tenemos un grande problema que los vemos gigantesco, tenemos buenas noticias en el evangelio de Jesucristo. Dios es más grande que nuestros pecados. Para ti que luchas con la tentación, con la dureza de corazón, con la culpa, con las consecuencias del pecado, el mensaje bíblico es: Dios es más grande que nuestro pecado. Ven y descansa en su gracia transformadora; ven y confía en su misericordia que es para siempre, ven y obedece al Dios de gracia para caminar en esta vida. Dios es un Dios grande que nos ha aceptado en Cristo y nos transforma de día en día para su gloria.

Copy Sermon to Clipboard with PRO

Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion