6-Week Series: Against All Odds

Sermons

Summary: En este mundo tendremos aflicciones, las iglesias locales pasan por tiempos de pruebas muy especiales, en medio de ellas, es patente la presencia y fuerza que Jesucristo provee

ESMIRNA: IGLESIA DESTINADA A LAS TRIBULACIONES

Ap. 2:8-11

Policarpo era el pastor de la iglesia de Esmirna, los hermanos de la iglesia fueron perseguidos por el imperio romano porque ellos no participaban de las fiestas ofrecidas a sus dioses y el culto al cesar.

“Han dado la orden de aprehensión para todos nosotros” ¿qué haremos? Policarpo les dijo: “cuiden su vida, huyan a donde no los puedan encontrar” y así lo hicieron… el mismo Policarpo se fue a otro pueblo junto con los ancianos de la iglesia… Policarpo dormía en el aposento alto de la casa… soñó que su almohada ardía… y escuchó una voz: “así será tu martirio”… Policarpo y sus compañeros fueron denunciados por dos jóvenes cristianos que habían sido tomados prisioneros y fueron azotados para que revelaran el paradero de Policarpo…y allá fue un enorme grupo de soldados a detenerlo… Policarpo salió muy amable y les dio la bienvenida… y ordenó que les prepararan comida… los soldados al ver a Policarpo tan viejo… de 86 años, dijeron: “¿Por qué se hizo tanto despliegue de fuerza militar para atrapar a este anciano tan pacífico y amable? mientras los soldados comían Policarpo les pidió una hora para dedicarse a orar…se le concedió… en esa oración revisó su vida…agradeció a Dios…encomendó la congregación en sus manos y luego lo llevaron prisionero a la ciudad de Esmirna…lo recibió Nicetes…al verlo tan viejo tuvo compasión de él… y le dijo: ¿qué te cuesta decir el cesar es el Señor y ofrecer incienso ante él? Así salvarás tu vida…por favor ten misericordia de ti mismo y hazlo”…Policarpo se quedó callado…y como insistían en eso, Policarpo les aclaró: Nunca voy a hacer lo que me aconsejan” entonces fue golpeado y llevado a las prisiones del estadio donde encontró a muchos hermanos de la iglesia de Esmirna…allí se escuchó una voy que decía: “Policarpo, fortalécete, porque hoy vas a confesarme y vas a sufrir por mi testimonio” y todos los que escucharon la voz se llenaron de paz y de fortaleza… justo en ese momento un grupo de cristianos fueron sacados a la arena para ser devorados por leones hambrientos…y la gente se alegró y con odio gritaban: ¡que mueran los ateos que no honran a nuestros dioses! milagrosamente los leones no hicieron ningún daño a los cristianos…que estaban en paz cantando himnos a Dios… entonces la gente pidió: ¡fuera con estos ateos…traigan a Policarpo! ¡fuera con estos ateos…traigan a Policarpo!

- ¿Tú eres Policarpo pastor de la iglesia cristiana de Esmirna?

- Sí lo soy señor Gobernador

- Eres de edad avanzada…¿Por qué tienes que pasar por estas aflicciones? Solamente di: Cesar es mi Señor y ofrece incienso en su nombre y serás salvo.

- No lo haré…yo sólo doy gloria, honra y honor a mi Señor y salvador Jesucristo.

- Ten misericordia de ti… Jura que niegas a Jesucristo y salvarás tu vida

- Durante 86 años he servido a mi Señor Jesucristo y nunca me ha hecho ningún mal ¿Cómo podré negar a mi rey que murió y resucitó para redimirme?

- Tengo listas las fieras hambrientas y te echaré a ellas, a menos que te retractes.

- Que vengan las fieras, no cambiaré mi fe… mejor que los hacedores de maldad se conviertan al bien…al Señor Jesús.

- Está bien, si no les tienes miedo a las fieras…y no quieres negar a Jesucristo, entonces te vamos a quemar vivo

- Usted me amenaza con llamas de fuego que pronto se extinguirán y luego me espera la gloria del Señor… pero los pecadores arderán en llamas de fuego eternamente y el gusano nunca muere…allí es el lloro y el crujir de dientes…pero ¿por qué se tarda? Traiga las fieras o el fuego, lo que sea, no negaré a mi Señor y Salvador Jesucristo… la gente gritó enfurecida:

- ¡Hoguera! ¡Hoguera!

Inmediatamente trajeron mucha leña y viruta y una estaca…quisieron clavar y amarrar a Policarpo pero él les dijo…no escaparé… no es necesario que me claven o encadenen…Jesucristo me fortalecerá para aguantar la llama de fuego… se dio la orden de prender fuego…y las llamas se levantaron enormes… Policarpo elevó esta oración en medio del fuego:

- “Padre del bendito Hijo, mi salvador Jesucristo por quien hemos recibido sabiduría para salvación…Dios de los ángeles y de todas las criaturas…y sobre todo Dios de los justos que hacen tu voluntad, te agradezco que me tomes por digno de ser contado entre tus mártires, te ruego que me recibas en este día, como una ofrenda agradable a ti…ofrecida por medio de mi eterno sumo sacerdote Jesucristo quien junto contigo y el Espíritu Santo reciben honra, gloria y honor…amén

pero parecía que las llamas no le hacían ningún daño a Policarpo… y el estadio se llenó de un aroma de muy agradable…¡Atraviésenlo con una espada! surgió sangre de una manera tan sobrenatural que extinguió las llamas…pero Policarpo murió por la herida de la espada… los discípulos pidieron su cuerpo para ser sepultado pero la multitud enojada pidió ser quemado…y lo quemaron hasta que solo quedaron unas pocas partes de huesos… Sábado 28 de Febrero de 168…murió Policarpo de Esmirna.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion