Sermons

Summary: Sólo Jesús trae paz verdadera con Dios y los demás

Jesús es nuestra Paz 16/12/07

2 Corintios 5:18-21

Intro: ¿Te das cuenta qué tan fácil es terminar con la paz en nuestras vidas? Sí, me refiero a ese estado de armonía, concordia, satisfacción, plenitud, tranquilidad que anhelamos en nuestras vidas y relaciones. Es tan fácil acabar con la paz, por ejemplo, en tu matrimonio:

1. Señores. se suben al automóvil un tanto apurados para llegar a esa junta importante y ven el marcador del tanque de gasolina más allá de la marca roja…completamente vacío. Piensas: “Cuántas veces le dije a mi esposa que llenara el tanque ayer antes de llegar a la casa, siempre hace lo mismo” Y estás listo para soltar el primer misil atómico.

2. Señora, pasa por la mesa del pasillo o al borde de la escalera y ve la pila de ropa limpia y doblada que dejó allí hace dos horas. Su esposo ha pasado junto a esa ropa como diez veces en las últimas dos horas y no ha sido capaz de llevarlas a su lugar. Al verlo pasar una vez más por allí y no tener la iniciativa, usted ya comienza a dar la orden para que despegue del portaviones el cazabombardero f14

Es tan fácil acabar con la paz, por ejemplo, en las relaciones con tus padres o tus hijos.

1. Papá o mamá, ustedes han establecido la regla “cuando llegues de la escuela no me dejes la mochila o los zapatos debajo de la mesa”, al rato encuentras la mochila, los zapatos y hasta basuritas de lápices tajados y papeles arrugados debajo de la mesa; es cuando te gustaría que Rambo existiera para enviarlo al frente de batalla.

2. Hijos, mamá o papá ya les regañó por fallar de nuevo en su obediencia. El sermón estuvo bastante largo. No obstante, en la noche se vuelve a dar la oportunidad y papá o mamá sacan de nuevo el tema y continúan con la segunda parte del sermoneo, y sabes que cuando mamá o papá empiezan se parecen a la guerra de la Galaxias…el sermón tendrá como 6 episodios. Y en cada uno de ellos ya estás enviando al primer regimiento de infantería.

Y podríamos seguir dando ejemplos. También se pierde fácilmente la paz en las relaciones obrero-patronales, con los vecinos, entre las instituciones, entre los gobiernos, entre los estados, entre los países…la paz parece ser algo tan frágil, tan fácil de acabarse. Ese espíritu belicoso, pleitista, divisivo, conflictivo, nos viene con mucha facilidad.

¿Sabes por qué no es tan fácil perder la paz? Porque como raza tenemos un problema de raíz que da origen, de una u otra manera, a todos los demás problemas y discordias en las relaciones. Se trata también de otro problema relacionado con la paz, pero se trata de la paz con Dios.

Dios creó a los seres humanos para vivir con El en una completa armonía, concordia, y plenitud. Al estar en paz con Dios, el ser humano tendría paz el uno con el otro, porque es imposible amar a Dios perfectamente y con todo el corazón y odiar al hermano. Así fuimos creados para vivir en paz con Dios y los hombres. Pero lamentablemente, hubo un día en la historia en el que nuestra relación con Dios cambió y la realidad que hoy vivimos tuvo su origen en ese día aciago.

Nos relata el libro de Génesis que Adán y Eva, nuestros primeros padres, en el huerto del Edén decidieron vivir en independencia de Dios; decidieron vivir separados de Dios, y de hecho en contra de Dios. Ese día, como raza, nos constituimos en enemigos de Dios. Desde ese día estuvimos en una guerra contra Dios.

Pero la implicación de esta ruptura de la paz con Dios, se reflejo de inmediato en la ruptura de la paz a todo nivel del cosmos. Entre los seres humanos entre sí, entre los seres humanos y la creación, del ser humano consigo mismo…en fin, caímos en un estado y una tendencia hacia el conflicto, la discordia, la intranquilidad, el complot, la guerra en vez de la paz. La pérdida de la paz entre nosotros, tiene su origen en la pérdida de la paz con Dios.

Desde entonces, vivir entre nosotros en paz o en armonía ha sido un verdadero esfuerzo descomunal. En su afán por lograr la paz, los seres humanos han propuesto varias maneras de buscarla y conservarla. En la historia humana, vemos que los pueblos han practicado estrategias para resolver las guerras y conflictos. Por ejemplo,

Paz por Imposición

Esta se da cuando un bando del conflicto vence o conquista al otro e impone las condiciones de la paz. Por ejemplo, La guerra del golfo pérsico, cuando Irak invadió Kuwait, y una coalición de países del mundo atacaron a Irak. Hubo paz porque Irak perdió la guerra y se retiró de Kuwait.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion