Sermons

Summary: La vida trae sus conflictos, y debemos aprender a enfrentarlos.

Tema: La vida Lugar: IBD

Texto: Varios Fecha:04-07-2006

Título: Los conflictos y la cruz de Cristo

INTRODUCCIÓN

• Como cristianos podemos erróneamente pensar que cuando aceptamos a Cristo como nuestro Salvador que todos los problemas se van a ir.

• Jesús en ningún momento habló de que estando en este mundo dejaríamos de tener tribulaciones, pruebas o tempestades.

• Por el contrario el advertía y a su vez animaba a sus discípulos diciendo.

o Juan 16:33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.”

• Literalmente el término aflicción que el Señor utiliza aquí es:

o Dificultad.

o Conflicto.

o Peligro.

o Opresión

o Tribulación.

• Somos parte de este mundo.

• Pero no somos de este mundo.

• Estamos en este mundo

• Pero no pertenecemos a este mundo.

• Aquí tendremos aflicción, pero no podemos dejar que la aflicción nos tenga nosotros.

• Muchas veces cuando vienen las tempestades en nuestras vidas quisiéramos hacer como David en el Salmos 55:4-8 “Mi corazón está dolorido dentro de mí, y terrores de muerte sobre mí han caído. (v5) Temor y temblor vinieron sobre mí. Y terror me han cubierto.(v6) Y dije: ¡Quién me diese alas como paloma! Volaría yo y descansaría. (v7) Ciertamente huiría lejos; Moraría en el desierto. (v8) Me apresuraría a escapar Del viento borrascoso de la tempestad.”

• No es esto lo que queremos hacer cuando vienen los problemas y las dificultades en nuestras vidas.

o Volar.

o Huir.

o Escapar.

• Yo creo que por algo el Señor no nos dio alas, pues estaríamos en el aire siempre pensando que de esa manera vamos a encontrar descanso.

• Si huimos para el desierto la pregunta sería ¿Y cuando volvemos?

• Si tratamos de escapar de la tempestad ¿Será la última tempestad o habrá otras.? La respuesta ustedes ya saben.

• Si volar, huir, escapar no son la solución para nuestra vida en tiempos de aflicción y tribulación entonces:

o ¿Cómo debemos enfrentar los conflictos que se presentan en nuestras vidas?

DESARROLLO

• Cuando uno está pasando un tiempo de pruebas o tribulación uno pierde varias cosas muchas veces.

o Fuerza

o Confianza

o Paciencia

o Paz

o Gozo

o Estabilidad emocional.

• Por lo tanto enfrentar los conflictos en nuestras vidas a la manera de Dios es tratar de poner cada una de estas cosas que mencionamos otra vez en el nivel que deben de estar.

• Tengo varios versículos que nos pueden ayudar para esto.

• Escucharon algunas vez esta expresión

o Ya no puedo más.

o Ya no tengo fuerzas.

o Ya no soporto esto.

• Es la expresión hasta si se quiere decir normal de una persona que esta pasando por pruebas y tribulación en su vida.

• Pero que hermoso es poder ir a las escrituras y encontrar estos versículos.

o Salmos 84:5 “Bienaventurado el hombre que pone en ti sus fuerzas. En cuyo corazón están tus caminos”

o Isaías 40:29 “El da esfuerzo al cansado y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.”

o Isaías 40:31 “los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantaran alas como águilas; correrán y no se cansarán, caminarán y nos se fatigarán.”

• La primera pregunta que me tengo que hacer en el tiempo de pruebas es

o ¿En dónde están mis fuerzas?

• Ya nuestras fuerzas están debilitadas por la situación.

• Ya nuestras fuerzas están disminuidas por la tribulación.

• Es allí cuando tenemos que confiar que hay alguien mucho más fuerte que yo que está dispuesto ayudarme y ese es el Señor.

• Es decirle al Señor:

o Señor, yo no tengo la fortaleza necesaria para enfrentar esta situación pero contigo si lo puedo hacer.

o Señor, mis fuerzas no son suficientes pero teniéndote a ti a mi lado me sentiré fuerte.

¿Cómo debemos enfrentar los conflictos que se presentan en nuestras vidas?

A. DESCANSAR EN SU FORTALEZA

• Podemos pensar que ya hemos hecho todo.

• Podemos pensar que ya no hay mas nada que hacer.

• Pero una cosa es hacer todo con nuestras fuerzas y otra muy distinta es enfrentar las circunstancias con nuestras debilitadas fuerzas más toda la fortaleza de nuestro Señor.

o Es como aquel niño que le su papá le pide que mueva una piedra de su lugar. Y lo intenta una y otra vez.

o Y el papá del otro lado le dice “pero hazlo con todas tus fuerzas”

o Y el niño responde: “es que lo estoy haciendo papá pero no puedo”

o Hijito dice el padre: “cuando te digo con todas tus fuerzas son las tuyas más las mías. ¿Qué te parece si movemos juntos esa piedra.?

• NUESTRO DIOS ES UN PADRE PODEROSO.

• NUESTRO DIOS ES UN PADRE OMNIPOTENTE.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion