Sermons

Summary: ¿Dios escogió a unos para estar en su gloria y a otros para el infierno?

LA ELECCIÓN INCONDICIONAL

Rom. 8:29-30

“A los que antes conoció también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó”

Dios decretó desde el principio que fuésemos hechos conformes a la imagen de su Hijo, y decretó glorificarnos. ¿Se irá a cumplir ese decreto? Por supuesto que sí

Sin embargo, hay muchos líderes evangélicos que rechazan esta doctrina y piensan que es blasfemia; Tim LaHaye, uno de los autores de la serie de libros “Dejados atrás” dice:

“Atribuir al Dios de gracia, misericordia, y amor la horrible doctrina de la predestinación, según la cual, Dios escogió a unos pocos para salvación y a muchos para el infierno, es una blasfemia”

Arnold Frees: “Hay una doctrina muy defectuosa que se llama “la predestinación” con la cual intentan eliminar el libre albedrío que Dios le dio al hombre, y presentan a Dios como el peor dictador; lo presentan como un monstruo que tortura eternamente a los niños en el infierno”

Dave Hunt: “Esta doctrina presenta a Dios como un monstruo diabólico y reduce al hombre a un simple robot”

Sin embargo, la doctrina de la “predestinación” es bíblica, aunque muchos pastores la juzguen de injusta, ¿quiénes somos nosotros para juzgar a Dios que claramente la enseña? Nosotros somos pecadores con el pensamiento entenebrecido por nuestra naturaleza pecadora.

Is. 55:8 “mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. V.9 como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”

Rom. 11:33 “¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!

Dios es justo por naturaleza, y todo lo que hace es justo; todo lo que Dios quiere lo hace según su voluntad y resulta justo porque él no puede querer algo injusto.

No es correcto juzgar a Dios de injusto por decidir salvar a unos ya que nadie merece ser salvo; la salvación no es cosa de justicia, sino gracia.

1 Cor 1:27 “Lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; v.28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, v.29 a fin de que nadie se jacte en su presencia. V. 30 más por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; v.31 para que, el que se gloría, gloríese en el Señor”

La salvación no es cosa de justicia, sino de gracia, y Dios ha querido escoger para salvación a aquéllos que parecen menos justos.

En toda la Biblia se encuentra esta doctrina de la elección:

En el Antiguo Testamento Dios llama al pueblo de Israel Sal.105:43 mis escogidos;

Deut. 7:6 tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios; Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial más que todos los pueblos que están sobre la tierra. V.7 No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido, pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos; v.8 sino por cuanto Jehová os amó.

También en el Nuevo Testamento se encuentra esta manera de hablar para referirse a la iglesia Dios la llama “Los escogidos”

Antes de la segunda venida de Jesucristo, la iglesia, lo mismo que el mundo, padecerá la gran tribulación y Cristo dice:

Mat. 24:22 “Si aquellos días no fueren acortados nadie sería salvo, mas por causa de los escogidos aquellos días serán acortados”

v.24 se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

Jesucristo prefería llamar a la iglesia “los escogidos” en lugar de creyentes, o cristianos.

v.29 Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. V.30 entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra y verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. V.31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

Rom. 8:33 “¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica”

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion