Sermons

Summary: Ministrar te conecta con Dios y la Iglesia

  Study Tools

La Respuesta a sus dones: Ministrar

Intro: Hemos estado considerando estas semanas una serie de sermones que le hemos llamado: La respuesta ADAMI. ¿Qué es esto? Bueno…ADAMI es una palabra inventada, que más bien es un acróstico que resume 5 acciones que como Iglesia hemos escogido para mostrar nuestro compromiso con Dios.

Queremos ser discípulos ADAMI. Discípulos de Jesús caracterizados por ADORAR, DIEZMAR, APRENDER, MINISTRAR E INFLUIR. Con esto no queremos decir, que estas acciones son las únicas que un creyente debe practicar o que son una especie de receta para el éxito automático. Sencillamente, hemos escogido enfocarnos en estas 5 acciones para mostrar nuestra fe. Y al practicarlas con regularidad, nos beneficiamos de sus bondades porque nos ayudan a avanzar en nuestra relación creciente con Jesucristo.

Adorar…¿A qué culto de la iglesia estoy asistiendo regularmente? Diezmar ¿Estoy diezmando fielmente? Aprender ¿Dónde me estoy aprendiendo regular y sistemáticamente de la Palabra de Dios? Ministrar ¿Dónde estoy sirviendo en la comunidad? Influir ¿Qué esfuerzos intencionales estoy haciendo para guiar a otros a una relación creciente con Cristo?

Hoy abordamos la cuarta letra de nuestro acróstico ADAMI que corresponde a Ministrar. Quizá cuando oyes la palabra ministrar te suena un poco raro. Realmente es una palabra que se usa bastante en el ambiente eclesiástico. Pero cuando hablamos de la palabra ministrar, estamos hablando básicamente de Servir. Es decir, ministrar es todo servicio que se hace para Dios y su Reino. Es todo esfuerzo, trabajo o acción emprendida para que más personas inicien o avancen en una relación creciente con Cristo. Cuando hablamos de ministrar nos estamos refiriendo a todos aquellos servicios que la gente presta y que son necesarios para que la iglesia cumpla su propósito: ser una comunidad que glorifica a Dios guiando a las personas a una relación creciente con Cristo.

Ese ministrar sucede no sólo los domingos, sino también entre semana. Los entrenadores del club de básquetbol, por ejemplo, están haciendo algo más que sólo dirigir ejercicios…están ministrando. Los líderes de grupos pequeños están ministrando. Los que están en el coro están ministrando. Los músicos que ensayan durante la semana están ministrando. Los consejeros están ministrando. Los involucrados en G413 o Mundo S están ministrando.

Los domingos también sucede el ministerio. Los que visitan enfermos en la clínica esperanza están ministrando, los que dirigen la adoración, los músicos, los que reciben en la puerta, los diáconos, los que preparan los alimentos para el descanso, los maestros de grupos pequeños dominicales, los que enseñan a los niños…en fin, todos los que hacen que las cosas sucedan…están ministrando.

Y es que insistimos en el ministrar no sólo porque sin la participación de toda la gente involucrada no sería posible lograr el objetivo, sino también porque ministrar es de gran bendición para los que quieren crecer en su relación con Cristo. Porque Ministrar te conecta con Dios y con la iglesia.


Browse All Media

Related Media


Battle Ready
SermonCentral
PowerPoint Template
The Time Is Now
SermonCentral
PowerPoint Template
Will You Stand
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion