3-Week Series: Double Blessing

Sermons

Summary: Este sermón exalta la omnisciencia y los altos propósitos de Jesucristo; así mismo su misericordia y poder para escoger lo más indigno del mundo para su gloria y habla de la superioridad de Cristo sobre otros dioses y sistemas religiosos

NO TENDRÁS SED JAMÁS

Jn. 4:1-15

En este pasaje vemos: 1 Jesucristo siempre tiene un propósito, 2 Jesucristo se relaciona con los indignos 3 Jesucristo es superior.

I. JESUCRISTO SIEMPRE TIENE UN PROPÓSITO.

En esta conversación vemos muy claramente que Jesucristo habla la Palabra de Dios, que Dios le dio el Espíritu Santo en plenitud, que el Padre lo ama, y le ha dado todas las cosas en sus manos y gobierna todo lo que sucede…

En primer lugar notemos dónde tiene lugar esta conversación: Sicar, ciudad de Samaria…¿Por qué Jesucristo estaba allí?

Jn. 4:1-4 “Cuando, pues, el Señor entendió que los fariseos habían oído decir: Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan (aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos), salió de Judea, y se fue otra vez a Galilea. Y le era necesario pasar por Samaria. Vino, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, junto a la heredad que Jacob dio a su Hijo José”

La fama de Jesucristo empezaba a crearle problemas con los escribas y fariseos, ¿Les tendría miedo a los fariseos? No…aprendamos esto:

Jn. 10:18 “Nadie me quita la vida, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre”

¿Entonces por qué huyó? Porque aún no había llegado la hora de morir por nuestros pecados…

Jn. 7:30 “Procuraban prenderle; pero ninguno le echó mano, porque aún no había llegado su hora”

Jn. 8:20 “Estas palabras habló Jesús en el lugar de las ofrendas, enseñando en el templo; y nadie, le prendió, porque aún no había llegado su hora”

Por eso huyó a Galilea porque él estaba en control de la situación no los fariseos…además tenía algo muy importante qué hacer: tenía una cita con la mujer samaritana…notemos la frase: “era necesario”

Jn. 4:4 “Le era necesario pasar por Samaria”

No solo porque era parte de su recorrido…sino porque en el plan divino estaba la salvación de esta mujer (adúltera serial)… y todos los que creyeron en Jesús por medio de ella…y llegó a la cita… ni antes ni después…las circunstancias no lo obligan a hacer nada…más bien el controla las circunstancias para sus altos propósitos…así, pues, aprendemos que cuando llegó la hora… Jesús cumplió con otra cita… su cita con la cruz… para expiar nuestros pecados. Conclusión: Jesucristo siempre tiene un propósito…y lo lleva a cabo…a tiempo…

II. JESUCRISTO SE RELACIONA CON LOS INDIGNOS. Jn 4:18 “cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido”

Toda la gente evitaba relacionarse con ella; las mujeres la odiaban por ser “quita-maridos” y los hombres para no tener problemas con sus mujeres…y no era aceptada en el templo, porque era “pecadora”…lo que querían era aplicar la ley de Moisés…apedrearla hasta la muerte…¿y por qué no lo hacían? Porque eran apóstatas…ya no se regían por las escrituras…eran samaritanos… Jesucristo sabía todo esto…y vino a salvarla.

Jn. 4:23 “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren”

En otras palabras Jesucristo le estaba diciendo a la mujer: “tu puedes ser una de las verdaderas adoradoras…y el Padre te está buscando” esta es la versión de Juan del hijo pródigo…solo que aquí es la hija pródiga… ella tuvo el problema de sentirse indigna:

Jn. 4:9 “La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí”

¿Por qué había esa separación entre judíos y samaritanos? En 722 a.c. los asirios invadieron Samaria mataron a sus gobernantes, los samaritanos se mezclaron con los asirios y perdieron su pureza como nación y lo más grave es que también hubo un sincretismo religioso…a tal grado que construyeron un templo rival al de Jerusalén…en el monte Jerizim…con otro sistema sacerdotal… considerados apóstatas, heréticos…

Era la hora 6ª. Las 12:00…era la hora de la cita…Jesucristo envió a sus discípulos a comprar comida a la ciudad de Sicar… los envió a todos… a comprar comida de los “impuros” y quería quedarse solo con su cita… y se sentó en el brocal del pozo…era inevitable el contacto…y le pidió agua de su cántaro…sabiendo que era mujer… samaritana… impura… herética… y de malísima reputación… Jesucristo le dice que el Padre la busca para hacerla verdadera adoradora en espíritu y en verdad…

Jn 3:17 “Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él”

Rompió con el tabú de los siglos…habló con una mujer… samaritana… adúltera… herética… el único vaso disponible era de ella… ¿qué enseñó Jesucristo a sus discípulos? ¿a nosotros? A no ser orgullosos, racistas, discriminadores, enojones, criticones, avariciosos, mundanos, miedosos…y lo más importante… Jesucristo está buscando una relación personal con nosotros aunque no la merezcamos…porque Jesucristo se relaciona con los indignos… para salvarlos…

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion