Sermons

Summary: Cuando adoramos al Señor, en nosotros se está produciendo una transformación especial...

Tema: Adoración

Lugar: IBD

Texto: Lucas 9:10-17

Fecha: 13-06-06

Título: Tómame Señor

DESARROLLO

• Quisiera que hoy hablemos de la adoración pensando en el proceso de formación de un adorador.

• Por que ese no es algo de la noche a la mañana.

• Cuando hablamos del proceso de formación del adorador, tenemos que entender que esa formación se da en forma individual, particular y personal.

• El proceso se frena o avanza conforme a mi deseo y mi decisión a ser formado.

• Quién dirige, controla y acompaña ese proceso por supuesto es el Señor.

• Para poder ver concretamente en que consiste este proceso tenemos que ir a la Biblia a un pasaje que lo hemos leído una y otra vez.

• Lucas 9:10-17 “10Vueltos los apóstoles, le contaron todo lo que habían hecho. Y tomándolos, se retiró aparte, a un lugar desierto de la ciudad llamada Betsaida. 11Y cuando la gente lo supo, le siguió; y él les recibió, y les hablaba del reino de Dios, y sanaba a los que necesitaban ser curados. 12Pero el día comenzaba a declinar; y acercándose los doce, le dijeron: Despide a la gente, para que vayan a las aldeas y campos de alrededor, y se alojen y encuentren alimentos; porque aquí estamos en lugar desierto. 13Él les dijo: Dadles vosotros de comer. Y dijeron ellos: No tenemos más que cinco panes y dos pescados, a no ser que vayamos nosotros a comprar alimentos para toda esta multitud. 14Y eran como cinco mil hombres. Entonces dijo a sus discípulos: Hacedlos sentar en grupos, de cincuenta en cincuenta. 15Así lo hicieron, haciéndolos sentar a todos. 16Y tomando los cinco panes y los dos pescados, levantando los ojos al cielo, los bendijo, y los partió, y dio a sus discípulos para que los pusiesen delante de la gente. 17Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que les sobró, doce cestas de pedazos.”

• Este es uno de los relatos de los milagros de Jesús que están en todos los evangelios.

• Jesús había ido a Betsaida para poder reposar un rato y descansar.

• Pero hasta allí de nuevo llegó la gente con diferentes necesidades.

• Algunos de escuchar palabras del maestro, otros esperando un milagro en su salud y otros curiosos simplemente para ver que pasaba. Estos últimos no falta en ninguna parte, siempre hay curiosos.

• El Señor recibe a estas personas, muchos fueron sanados y transformados por el mensaje del Señor.

• Se estaba ya oscureciendo y los discípulos vinieron al maestro para indicarle que ya despida a la gente. (v12) . 12Pero el día comenzaba a declinar; y acercándose los doce, le dijeron: Despide a la gente, para que vayan a las aldeas y campos de alrededor, y se alojen y encuentren alimentos; porque aquí estamos en lugar desierto.”

• Los discípulos no estaban mintiendo.

o No había para esta gente lugar dónde podrían quedarse.

o Estaban en el desierto.

o La noches en el desierto muchas veces son crudas.

o No había ningún alimento para darle a esta cantidad de gente.

o Mateo dice que habían como 5.000 hombres sin contar mujeres y niños.

• En alguna manera el razonamiento de los discípulos creo que por el bien de estas personas sería bueno que “ya se fueran”

• O como el “chavo del ocho” “YA SE VA”

• (v14) “. 13Él les dijo: Dadles vosotros de comer. Y dijeron ellos: No tenemos más que cinco panes y dos pescados, a no ser que vayamos nosotros a comprar alimentos para toda esta multitud.”

• Me encanta, cuando ya lo discípulos decían “misión cumplida”, ya hicimos todo por esta gente.

• El Señor venía y decía “TODAVÍA HAY ALGO MÁS QUE HACER”

• Todavía hay una oportunidad más para derramar bendición sobre estas personas.

• La manera que los discípulos respondieron al pedido del Señor “dadle vosotros de comer” nos muestra que estaban prestando mas atención mirando a los recursos que tenían en sus manos que la persona que estaba a su lado.

• Tenían 5 panes y 2 peces pero al lado estaba Cristo.

• Que fácilmente podemos perder la perspectiva en medio de las circunstancias o los desafíos a los cuales el mismo Señor nos enfrenta.

• Nos parecemos en mucho a los discípulos.

o Miramos lo que tenemos y decimos es poco.

o Miramos el gentío y decimos es mucho.

o Y simplemente caemos en una conclusión “NO LO PODREMOS HACER”

• Pero en ningún momento miramos al Señor ¿Qué acaso no es El la fuente de nuestro recursos?

• La historia continua.

• (v14) “14Y eran como cinco mil hombres. Entonces dijo a sus discípulos: Hacedlos sentar en grupos, de cincuenta en cincuenta. 15Así lo hicieron, haciéndolos sentar a todos.

• El Señor no se puso a darles un discurso acerca de la fe.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion