Sermons

Summary: La esencia de la pureza cristiana

  Study Tools

La pureza en la vida

Intro. Recuerdo en mis tiempos de adolescencia temprana que todas las tardes después de comer y hacer la tarea, salíamos a la famosa “cáscara” de fútbol. La calle de la García Ginerés (bueno, realmente carrillo y anconca) se convertía en el Azteca o el maracaná. Después de varias horas de estar jugando, nos daba mucha sed. Pero eso lo resolvíamos muy fácilmente. Íbamos a cualquier toma de agua potable y nos saciábamos. Directamente del tubo o de una manguera, no importaba, el agua estaba deliciosa. Así que yo me acostumbré a tomar directamente el agua de la llave.

Cuando me casé, aunque ya empezaban a ser algo mucho más común el agua purificada, para cuidar la economía familiar incipiente, acordé con Delia que no compraríamos agua sino beberíamos de la llave. Pero después de los primeros días tuve que llevar a Delia al Doctor por una terrible amibiasis. No contaba yo que Delia, estaba acostumbrada a tomar agua purificada. Desde entonces, en mi casa tomamos agua debidamente purificada.

En nuestros días hay una creciente preocupación por la pureza en la vida: desinfectamos los vegetales, cocinamos bien la carne; queremos que la miel esté pura; queremos mascotas de raza pura; Es decir, nos preocupa que en nuestra vida hayan cosas libres de contaminación, libres de impurezas, libres de escoria. Queremos las cosas limpias sin alteraciones y tal como originalmente deben ser.

En la Biblia, también la pureza es muy importante. No sólo por la pureza física, sino sobre todo por la pureza espiritual. Los sacerdotes tenían que mantener una pureza ritual para poder ministrar en el templo; habían mandamientos específicos que debían observar para poder ministrar. No cabe duda, la pureza es un tema muy importante también en los tiempos bíblicos.

En los tiempos de Jesús, había personas muy preocupados por la pureza. De hecho, diseñaron reglas para cuidar este aspecto de su vida. Estas reglas decían que no debías tocar nada sucio o contaminado. Si ibas a comer, debías lavar tus manos varias veces. Si ibas a comer tu plato y tu vaso debía ser lavado varias veces. Estos hombres pensaban que la pureza se mantenía manteniendo limpio lo de afuera, lo externo, aquellas cosas con las que tenías contacto.

Marcos 7, nos narra un encuentro de estas personas con Jesús y sus discípulos. Dicen los primeros versículos (1-2)

“Se juntaron a Jesús los fariseos, y algunos de los escribas que habían venido de Jerusalén; los cuales viendo a algunos de los discípulos de Jesús comer pan con las manos inmundas, esto es, no lavadas, los condenaban”

Allí estaban los discípulos de Jesús, todos hambrientos a la hora de la comida, qué les iba interesar lavarse las manos, ellos “pa’ lo que vinieron”. Y estos religiosos que cuidaban mucho la pureza de lo que comían y tocaban, de acuerdo con las reglas que habían diseñado, los reprobaban.

Tanta era su indignación por esas acciones de los discípulos de Jesús, que fueron ante Jesús y le preguntaron (v.5): ¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los ancianos, sino que comen pan con manos inmundas?


Browse All Media

Related Media


Battle Ready
SermonCentral
PowerPoint Template
The Time Is Now
SermonCentral
PowerPoint Template
Will You Stand
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion