Sermons

Summary: Por medio de este mensaje, Dios nos consuela, exhorta y edifica nuestra fe, también desenmascara los verdaderos motivos de los ateos.

LA INMUTABILIDAD DE DIOS

Hay muchos pasajes en la biblia que enseñan que Dios es inmutable,Pero hoy escogí un texto que parece que no tiene nada que ver con el tema.

Este es el discurso de graduación de Pablo, y este discurso siempre lo pronuncia el mejor alumno de los graduandos.2 Tim 4:6-18

El que tenga oídos oiga la palabra de Dios.

La inmutabilidad =in = no; mutabilidad = cambios… Dios es siempre el mismo para siempre, no significa que Dios no actúa, no significa inmovilidad, que está paralizado, no va con la inercia, no es como la reina de Inglaterra que reina pero no gobierna. Dios se mueve en el mundo, sobre las aguas, sobre su pueblo, sobre las naciones del mundo.

Inmutabilidad = significa que Dios es activo, no está paralizado, el secularismo ha influido nuestro pensamiento con la idea de mutaciones, que todo está cambiando y cada ser viviente es el producto de muchas mutaciones, pero Dios es inmutable en su ser y en sus planes y en su voluntad.

Dios no murió en la cruz; El no puede morir porque El es la vida; no debemos separar las naturalezas de Cristo pero sí debemos distinguir algunas acciones de cada una de ellas. Si Dios hubiera muerto en la cruz María hubiera muerto, los soldados romanos, la ciudad de Jerusalén hubiera desaparecido, todas las naciones, la tierra, la luna y todo el universo hubiera sido destruido porque todas las cosas en el subsisten.

La naturaleza humana fue la que murió, no se pueden separar las naturalezas pero se deben distinguir las acciones que corresponden a cada naturaleza, las lágrimas no eran divinas, ni cuando tuvo hambre y sed. El Logos está siempre unido con él, pero no es afectado por lo que le sucede a la naturaleza humana. Cuando Cristo murió, el Logos sigue unido al cuerpo de Cristo pero no pudo haber muerto el logos.

Filip. 2:5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,

6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,

7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;

8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Algunos teólogos piensan que Dios en la encarnación dejó sus atributos divinos y se hizo hombre a eso le llaman Kenosis = vaciar, lo que tienen vacío es su cerebro, no hay mutación en Dios, aún en la encarnación = Kenosis. No dejó de ser Dios, no dejó de ser omnipotente, infinito, eterno e inmutable.

Otra cosa que no cambia de Dios es su carácter. No cambia sus pensamientos, sus decisiones, Algunos han pensado que Dios cambió porque en el Antiguo Testamento,se estipula cuáles son los animales impuros y en el Nuevo Testamento, Dios le dice a Pedro que ningún animal es inmundo ¿Cambió Dios? No. Debemos distinguir el carácter temporal de las leyes ceremoniales pero las leyes morales son para siempre.

Comer carne de puerco en nada afecta nuestro estado espiritual, porque esas leyes tenían el propósito de representar lo sucio pero no tiene que ver con algo moral, en cambio la ley: “No cometerás adulterio” porque es una ley completamente moral, este tipo de mandamientos son inmutables y Dios no los cambia debido a su naturaleza inmutable.

¿Y qué hay de algunos pasajes que hablan de que Dios se arrepintió de haber hecho al hombre, y que cambió su decisión por la oración de su pueblo? A esto los teólogos le llaman “Antropopatismos” = que se habla de Dios en términos humanos, como si tuviera emociones humanas, pero la realidad es que nos habla a nuestro nivel, en realidad Dios no tiene necesidad de cambiar sus decisiones ni su voluntad porque él sabe todas las cosas desde el principio, tiene todo poder y sabiduría para llevar a cabo sus planes.

Todas las veces que la Biblia habla de estos aparentes cambios de la voluntad de Dios es un lenguaje metafórico, sólo para enseñarnos de la constante actividad de Dios, sobre su pueblo, sobre el mundo y sobre las naciones.

Num 23:19 Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?

Otra pregunta que surge aquí es ¿La oración puede cambiar las situaciones? Cada uno de nosotros decidimos invertir cada peso en tal cosa y no en la otra, comprar una licuadora o un molcajete, pintar la reja o comprar calcetines; ¿Qué nos hace tomar esas decisiones? La información que disponemos.

Pero Dios no tiene necesidad de ninguna información, el sabe todas las cosas, las que pasaron; las que están pasando, y las que van a suceder, y los pensamientos y las intenciones de los corazones, y nosotros a veces oramos informándole a Dios todo lo que nos ha sucedido, como si él no lo supiera, a veces hasta le queremos enseñar a él diversas opciones que hay:

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion