We've released a new version of SermonCentral! Read the release notes here.
Text Illustrations
Hace algun tiempo escuché la historia de un grupo misionero que había sido invitado a Rusia para enseñar Cristianismo. Era la época de Navidad y mientras enseñaban las historia del nacimiento de Jesús en un Orfanato; todos los niños escuchaban con mucha atención. Ninguno de los niños había escuchado esa historia nunca antes. Uno de los misioneros contaba: “Le dimos a los niños algunos materiales y les dijimos que deberían armar una escena del nacimiento de Jesús, según la historia que habían escuchado. Todo iba bien hasta que me acerqué a la mesa de un niño llamado Misha. Parecía tener unos seis años de edad y había terminado su trabajo. Mientras miraba el pesebre me quedé sorprendido cuando vi que allí habían no uno sino dos niños. Llamé a un traductor para preguntarle por qué. Mirando su trabajo el niño comenzó a repetir la historia con exactitud, hasta que llegó a la parte donde María puso al bebé en el pesebre. Entonces Misha comenzó a crear su propio fin de la historia.

El dijo: “Y cuando María puso al bebé en el pesebre, Jesús me miró y me preguntó si yo tenía un lugar dónde estar. Yo le dije que no tenía papá ni mamá, no tengo un hogar donde estar. Entonces Jesús me dijo que yo podía estar con él. Así que me metí en el pesebre, y luego Jesús me miró y me dijo que podía estar con El para siempre. Llevando sus manos al rostro, la cabeza de Misha se inclinó hacia la mesa y comenzó a llorar, llorar y suspirar. Por primera vez en su vida había encontrado alguien que nunca lo abandonaría, ni abusaría de él, alguien que estaría con él para siempre.”

Related Text Illustrations

Related Sermons